adiós

sábado, 12 de diciembre de 2009

Rincón del baile (9). Don Sancho Panza (Gassman) y el Caballero de la triste figura (Trintignant). Easy life, La escapada, Il sorpasso, Le fanfaron.

Leo en algún sitio que I. Calvino criticó la peli por excesiva complacencia con los vicios italianos. No encuentro su crítica por ningún lado.  La última vez que estuve en Italia me compré tres volúmenes de sus obras completas en los Meriadiani, pero en la versión de quiosco, cinco veces más barata que la de las librerías. No pillé sus Saggi . Mejor así quizá, su lógica impecable se hubiera apoderado de mí y me habría arruinado esta entrada.

El título de la película en inglés y en francés da idea de quién es uno de los protas, un jeta, una aprovechao, un julái, un viva la virgen de la estirpe del nobilísimo ducado de Gürtel, pero de la rama italiana.  Gassman encarna a ese personaje y, además, es muy apuesto, charlatán, excesivo, aunque no lleva bigotes tipo avida dollars. Trintignant, el apocado, podría ser un futuro juez al que su antiguo amigo corrompería diez años después. Algo así pasó en Marbella no mucho ha.

La peli es del 62 y también está ambientada en esos años de bonanza económica, el equivalente de aquella España posterior - siempre retrasada, hasta en lo malo- en la que según un ministro, oficiante de aquella fiesta del dinero fácil, quien no se hacía rico era porque no quería o era tonto, que viene a ser lo mismo. Ya decía Totò que los ministros pasan, los hombres quedan. Risi,  su director y coguionista con Scola y Maccari, nos cuenta la banal Odisea de los dos personajes por Roma y después en viaje hacia la playa el día de la virgen de Agosto (Ferragosto, de ferieae augusti). Qué lejos queda ya el hambre de aquella otra jornada de Ladri di bicliclette. Allí también había charlatanes, pero personajes como el de Trintignant, del que se oye más su voz interior que el verdadero timbre, hubieran sido inconcebibles.

Quizá Calvino, al reprochar a Risi su complacencia con los vicios del país, consideró que a fin de cuentas  Gassman promete más de lo que mete. Se intuye su falta de honestidad, pero casi da pena por inofensivo, por ligón de opereta, por gorrón de poca monta, por fanfarrón a lo bilbaíno de chiste. Vamos, que si no fuera por la criminal inconsciencia que le cuesta la vida al cortao de su colega, nos caería incluso bien.

En esta escena Gassman baila con una mal casada, cuyo marido, commendatore, fanfarronea sobre sus negocios en una mesa no muy distante. Se trata de lo que vulgarmente se conoce como un calentón extramarital, es decir, una excitación entre voluntaria y no que no se resuelve de forma natural, a veces ni siquiera al llegar al dulce hogar. Y él, pues lo que le dejen. La gracia está en que los protagonistas van comentando la cosa, como si estuvieran retransmitiendo un partido que se juega en el campo de al lado. No se ve el cuarto de máquinas, pero la manera de presentar la situación me hace pensar en esas escenas con la pantalla partida por la mitad, con dos momentos o dos perspectivas de lo que está ocurriendo. Nosotros vemos los síntomas, las sacudidas superficiales, las réplicas que llegan desde sus (epi)centros. Hablan,  sabiendo que el resultado del encuentro está cantado y,  parafraseando al poeta, nos revelan su corazón, “un corazón infiel,/ desnudo de cintura para abajo/ hipócrita lector –mon semblable, –mon frére! (J. G. de Biedma).

Esta foto contiene el cartel censurado de la película que se utilizó en España. La publicó El Mundo hace unos meses. El censor, que lloraba lagrimones de Eros, supo apuntar allí donde más pecado había, como en el romance:

sorpassocensurado

Otra pequeña escena de no baile. El estupendo no bailarín es incapaz de participar en el rito colectivo. Querría esfumarse, pero el magnetismo de su amigo y el vapor que sale por la válvula de su represión le mantienen allí. Entonces, busca refugio en un teléfono. No hay ying sin yang y estos dos personajes, como el día y la noche, tomados así, de uno en uno, serían como polvo, no serían nada.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Rincón del baile (8). Van, vienen…hay más de mil falsas por cada una que es de verdad, y se quedan ahí en medio, entre nosotros y el sol, para dejarnos con las ganas…de lluvia (F. de André).

Ermanno Olmi es uno de los más delicados de entre los grandes dinosaurios del cine italiano. Pocos como él son capaces de retratar  atmósferas, dar vida o presentar con poca vida a un personaje, ligar la anécdota personal al  contexto histórico. A veces, las películas de este director, en su conjunto, no son redondas, pero siempre están repletas de hallazgos, de momentos interesantes, de gestos que replican la vida. Nada carece de intención.  Otras veces, consigue lo máximo, que todo funcione. Entonces, te hace sentir que estás ante algo finísimo, un artilugio inconfundible, en el que todo redunda en perfectas variaciones que lo hacen progresar. Son obras que acaban adueñándose de nosotros, imponiéndose a nuestras reticencias, dudas o atisbos de aburrimiento, como ocurre en El árbol de los zuecos, una de las películas más hermosas que haya visto. Il posto (1961) no es lo mejor de él, pero aún así es una peli estupenda sobre la entrada en la vida laboral de un joven milanés de extracción humilde. La primera parte, en la que se cuenta su idilio con otra aspirante a trabajadora, rebosa frescura. Quizá, porque la actriz es la mujer con la que luego se casó Olmi. La segunda parte es más triste. A ella pertenece esta escena de baile durante una Noche Vieja. Si no recuerdo mal, es un cotillón organizado por la empresa. Como se puede comprobar por el ambiente reinante, en Italia los ritos del cortejo también requerían enormes esfuerzos de paciencia y perseverancia. La nube que sirve para que durante un instante los bailarines se aprovechen el uno del otro tiene, dejando aparte su lado lúdico, algo de pesadilla orwelliana, un poco como esas risas de la televisión que nos indican cuando toca partirse. La nube que produce la penumbra momentánea, es el símbolo del padre, de la religión, de las instituciones, del Estado, en palabras de G. Calvo, que pretende controlar al individuo, modular su deseo, dominar sus esfínteres. El poder nos ilumina y nos indica también cuándo tocar descansar, disfrutar. Me pongo tremendo, pero no soporto que me den pistas sobre cuándo toca la carcajada, la excitación, la lágrima o la metedura de mano. ¿Tú qué tal lo llevas?

Nota: el video completo que correspondía al texto dejó de estar disponible



Rincón de las ocurrencias. Totò (Tercera y última)

Escasea la electricidad, los condenados a muerte terminan en la silla a gas.

¿Ha encontrado un muerto en el váter? Qué le vamos a hacer, vaya a la cocina a lavarse.

El colmo de la dicha para un ladrón es morir siendo sargento de la Guardia Civil.

Estudié música por correspondencia.

Todo límite tiene su paciencia.

Vd. es un estúpido.  Convénzase, mírese en el espejo.

Vd. es un imbécil, infórmese.

¡Qué manos tan maravillosas tiene! ¿Son suyas de verdad?

¿Señora, ha dicho que le gusto? Maldita sea mi cara.

¡Vd. no sabe quién soy yo! Mis éxitos son proverbiales, en la Scala de Milán, en el Hipódromo de Londres…

A mí me trae mala suerte el 13, y también el 14, el 15 y el 17. Peor, imposible.

Democracia significa que cada uno puede decir las tonterías que quiere.

Do ut des, o sea, tu me das tres votos y yo te doy un contrato.

¿El jefe de gabinete? Pero, cómo,  en un ministerio tan grande solo hay un gabinete.

Los ministros pasan, los hombres quedan.

Cuando se delira se habla en lenguas muertas. Yo si deliro hablo en francés.

A los americanos ya no les quedan bandidos, los que tenían los han mandado a Italia.

Los americanos en lugar de aplaudir silban. Allí donde vayas siempre hay un americano.

El hombre proviene del mono. Menos yo, que tenía enchufe.

Mato a un perro y con la piel me hago un cuello de astracán.

A mí, los gatos negros me miran con cara de perro.

Los psiquiatras cuando escogen a un loco saben lo que hacen.

A los locos hay que seguirles la corriente. Yo tiendo naturalmente a seguirla: me entreno con mi mujer.

El mundo está lleno de locos. Yo, modestamente, lo estoy un poco.

Soy una persona poco dotada. Dese cuenta de que de niño tuve poca salud, padecí la tiña, la tos ferina, la tos convulsa, la varicela y las paperas, Ah, y me olvidaba, a los quince años cogí la meningitis y con la meningitis o te mueres o te quedas tonto. Yo no me morí.

Ya lo sé, debería de trabajar en lugar de buscar tontos a los que timar, pero es que en la vida hay más tontos que patronos.

No hay que menospreciar a los copistas. ¿Qué ocurriría si un copista se pusiera a crear? Que cualquier pintor de tres a cuarto se sentiría autorizado a copiar a los copistas y dónde iríamos a parar.

En Madrid está el Prado, y qué. En Roma tenemos Villa Borghese, con tantos prados que hay hasta  perros.

¿Futurista, impresionista realista? Yo sinceramente soy socialdemócrata monárquico napolitano.

Cama matrimonial de doce plazas. Los historiadores sostienen que perteneció a Numa Pompilio de muy joven.

Escuchadme todos, aunque seáis alumnos, sois estúpidos.

La Odisea: Ulises no era un astuto y valiente héroe, era un cerdo. Dejémoslo claro de una vez por todas, era un cerdo, maldita sea. Si no, díganme Vds. quién le había dicho a este buen señor que se fuera a  navegar dejando sola a la mujer y al hijo y estando fuera de su casa tantos años. Y mientras la pobre Penélope, sola, tenía que luchar y padecer para defenderse de los Procios, a qué se dedicaba Ulises. Navegaba, dios mío, como si los demás no fuéramos capaces de navegar por piélagos conyugales extra.

Tengo que lavar la cabeza a la señora. ¿Y si se ofende después?

Perdone Sr., al hacerle la pedicura le he cortado el dedo, en vez de la uña. Pero no se ponga así, dedos tiene nueve y el que le falta, puede estar seguro de que le volverá a crecer.

El único acto indigno de Garibaldi fue copiar el gorro a los jefes de estación.

Esto debe quedar como un secreto entre nosotros. Se lo digo en la trompa de Eustaquio 

jueves, 10 de diciembre de 2009

Rincón del baile (7). Un inocente Don Juan y una Doña Inés viuda y con un hijo pequeño.

La solución de la adivinanza es Único testigo (1885), del australiano Peter Weir, casi siempre en precario equilibrio entre un cine comercial de calidad y un cine desleído de autor. Recuerdo que vi Picnic at Hanging rock en la sala de arte y ensayo Peñalver, Gallipoli en la filmoteca y El año que vivimos peligrosamente en mi casa y con algo de paciencia. En Único testigo H. Ford, policía americano herido por sus compañeros corruptos, se refugia entre los  Amish, una comunidad cristiana de origen alemán que vive de la agricultura y repudia el progreso tecnológico. Un niño amish es el único testigo de un crimen y por ello objetivo de los criminales. En ese paradisiaco infierno, en el que hasta tostar el pan es pecado, vive la madre del niño, una hermosa viuda de aspecto nórdico, como, por otra parte, casi todos los miembros del grupo, entre los que se cuentan A. Godunov, el actor bailarín y un jovencísimo Viggo Mortensen. Ella tiene la gracia del tipo de mujer que empieza a ser una guapa vielle fille, viuda, madre y con un padre obsesionado por el qué dirán. Todo invita a la tristeza. Por eso, este baile tiene tanta gracia, porque juega con los tópicos más manidos: la luz de los focos que ilumina a la pareja que juguetea, como si fueran dos adolescentes, al son de la música de Sam Cook, quizá también para adolescentes; el sudor del esfuerzo hecho para reparar el coche, que me hace pensar en El cartero siempre llama dos veces y sobre todo a Ossessione, de Visconti. Y  mezclado con todo ello la alegría de los dos personajes, la misma que pueden sentir dos niños o dos viejos, esa explosión irracional de bienestar que a veces nos embarga mientras hacemos algo. Esta especie de Doña Inés campesina, que ya ha estado donde la luna brilla y se respira mejor, y este Don Juan a su pesar, en lugar de liarla,  prefieren seguir bailando, seguir divirtiéndose, no caer en el tópico en el momento en el que parece saltar la chispa del deseo. Aunque en el fondo se trate también de un topos, creo que en esa abstención o abstinencia radica la fuerza de la escena. Pero, ni siquiera una cosa así puede permitirse a una amish, ni bailar a la luz de los focos de un viejo coche en un granero en medio de la inmensidad de los Estados Unidos.



La canción:
Don't know much about history Don't know much biology Don't know much about a science book Don't know much about the french I took But I do know that I love you And I know that if you love me too What a wonderful world this would be Don't know much about geography Don't know much trigonometry Don't know much about algebra Don't know what a slide rule is for But I do know that one and one is two And if this one could be with you What a wonderful world this would be Now I don't claim to be an "A" student But I'm trying to be So maybe by being an "A" student baby I can win your love for me Don't know much about history Don't know much biology Don't know much about a science book Don't know much about the french I took But I do know that I love you And I know that if you love me too What a wonderful world this would be La ta ta ta ta ta ta (History) Ooh ooh ooh ooh ooh ooh (Biology) La ta ta ta ta ta ta (Science book) Ooh ooh ooh ooh ooh ooh (French I took) But I do know that I love you And I know that if you love me too What a wonderful world this would be

Rincón de las ocurrencias. Totò (2)

Padezco amnistía cerebral.

Tú no entiendes nada de hombres, eres agnóstica.

Me he olvidado de una cosa, pero no me acuerdo de qué. ¡Claro, si la había olvidado…!

Solo poseo cosas inútiles…pero no es culpa mía.

Yo no sé leer, solo sé escribir.

Si en Milán cuando hay niebla no se ve, ¿cómo hacen los milaneses para ver si hay niebla?

Los milaneses difuntos todos los años organizan en el infierno una feria de muestras. Yo soy napolitano y, como mucho, puedo organizar una fierecilla de dulces típicos.

No insultemos a los del sur. La culpa de todos los problemas la tuvo Garibaldi con ese caprichito suyo de unificar Italia.

No se llega a ser sargento, se nace con ello.

Vayas donde vayas, siempre tienes un sargento detrás de ti.

Yo divido a la humanidad en dos categorías: los hombres y los sargentos. Los hombres son mayoría. Los sargentos, por suerte, son minoría. Los hombres tienen que trabajar como bestias toda la vida, en medio de una vida miserable. Los sargentos se aprovechan, insultan, maltratan, son seres poseídos por el afán de ganancia. Siempre salen a flote, siempre dando órdenes, a menudo sin tener la autoridad, la capacidad y la inteligencia necesarias para hacerlo, con la única virtud de su cara dura, siempre listos para humillar a la gente común.

Una amazona de circo a veces es más seria que un domador de leones.

Para hacer un sondeo, antes que nada, hace falta una sonda.

El tiempo aprieta y con los apretones vienen los dolores.

El suelo da asco, ya lo sé, y pido perdón en su nombre. La próxima vez lo envuelvo.

Cada cual tiene la cara que tiene, pero hay quien se pasa.

Sobran 150000 liras. Tómese un café, buen hombre.

La tierra para los campesinos, los trenes para los ferroviarios y los cementerios para los muertos.

No bebes, no fumas, no vas con mujeres y me pides consejo. ¡Pégate un tiro!

¿Tiene carta blanca? ¡Pues, límpiese el culo con ella!

¡Corto y cierro! ¡Pero si cierro, cómo voy a cortar!

De manera excepcional, no se podría saber qué intenciones tiene Nuestro Señor.

He ido a parar al banquillo de los amputados.

Todos los días trabajo, con honestidad, para saltarme la ley.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

El langostino del Ebro. Micronar(ración) de mejunje viscoso. Inglés (6)

THE LITTLE PIG

The prawn looked with his bright black eyes. Where was he? His family was sleeping peacefully, but he heard a strange noise and with his mighty weapon opened the door of his house, he wasn’t looking at the daily life of the sea, he didn’t see his friends or those who regularly passed by...

The things or whatever was there didn’t look like anything he had ever seen before.

His ten legs began to tremble, where was he? What was he doing there?

He wanted to go back but he had no strength, he smelled things that he had never smelled before, he could not imagine anything other than the sea, next to him was a sticky concoction that he could not identify and there was a deafening sound similar to a nearby ship.

Suddenly he wanted to scream!

It was too late.

Jabol

Traducción.

EL PEQUEÑO CERDO

El langostino miraba con sus brillantes ojos negros. ¿Por qué él estaba allí? Su familia dormía tranquilamente, pero él oyó extraños ruidos y con su potente arma abrió la puerta de su casa. No estaba viendo lo cotidiano del mar, no veía a sus amigos ni a los que habitualmente pasaban por allí.                                                   Las cosas o lo que fuera aquello no se parecían a nada que el viera anteriormente. Sus diez patas comenzaron a temblar ¿Dónde estaba? ¿Qué hacía?                                                                              Quiso volver con los suyos pero no tuvo fuerza, olió cosas que jamás oliera, no imaginaba otra cosa que no fuera el mar, junto a él un mejunje viscoso que no identificaba con nada y un ensordecedor sonido igual que un barco que navega cerca, ¡De pronto quiso chillar!                                                                                            Pero era demasiado tarde…

Jabol                                                                                             

El langostino del Ebro. Micronar(ración) de añoranza. Inglés (5).

The praw of the Ebro

The prawn went out in the search of best life, but he lost the course. He came to stranger water, sweet water but bitter water. He left back his home and his family. He believed find a little of happiness in soft water,but only it floated in the surface.Under of hers it was the mud, the dirt and the filth.

Then the prawn dreamed with turn, but it was too late.

Traducción

El langostino del Ebro

El langostino salió en busca de una vida mejor, pero perdió el rumbo, llegó a extrañas aguas, aguas dulces, pero amargas. Atrás dejó su casa y su familia, Creyó encontrar un poco de felicidad en las suaves aguas, pero solo flotaba en la superficie. Debajo de ella estaba el barro, la suciedad y la inmundicia.

Entonces, el langostino soñó con volver, pero era demasiado tarde.

Teresa Martinez

martes, 8 de diciembre de 2009

Rincón de las ocurrencias. Totò (1)

Para quien no lo conozca, Totó fue un gran cómico italiano: (en español), (en italiano), (en inglés), (en alemán), (en francés).

Estas son algunas de sus gracias, sacadas casi todas de sus muchísimas películas, realizadas entre 1937 y 1967. Fellini, considerando los milagros que Totò era capaz de hacer cuando actuaba, propuso su santificación. Y es que el guión era para él una simple indicación a partir de la que elaboraba sentencias, ocurrencias, máximas, greguerías, chascarrillos y lo que hiciera falta con tal de hacer gracia y hacer gala de su ingenio, dando a veces muestra de cierta incontinencia verbal. Ya se sabe que hay quien prefiere perder una amigo a perder la ocasión de hacer una gracia, meglio perdere un amico che una battuta. El libro que recoge muchas de sus salidas se titula Badi come parli, Totò, a cura di M. Amorosi con la collaborazione de Liliana de Curtis, Milano, Rizzoli, 1994:

En la vida no estamos nunca solos, tenemos siempre alguna apendicitis.

Se me murió mi primera mujer, después la segunda. Me he quedado huérfano.

No me mate, soy hijo único.

Vds. dicen que estoy muerto. Por Dios, si lo hubiera sabido habría venido vestido de luto.

La viuda es la mujer de un cadáver.

Se de una mujer que se desmayó y cuando volvió en sí llevaba muerta dos días.

Contéstame a una cosa: ¿Tu tío sigue muerto, no?

¿Por qué se las llama mujeres de vida alegre si se ríen tan poco?

Señor, de su mujer me gusta casi todo, menos el marido.

Con una chica tan guapa yo me caso hasta dos veces al día. Pero los domingos…descanso.

Una mujer guapísima, exuberante, una mujer de dos plazas.

¿Vd. es viudo de su mujer? Mi más sincera felicitación.

Tomo los cafés de tres en tres para ahorrar dos propinas.

Eligiendo las armas: ¿Sable, espada o pistola? Para él, la espada; para mí, la pistola.

En mi casa en el café con leche no ponemos nada, ni café ni leche.

¿Qué hora es? ¿La una y media? Qué bien, así podemos saltarnos perfectamente el desayuno.

El acné juvenil se cura con la vejez.

El Cha cha cha es un proverbio chino.

El emperador Tiberio cuando estaba de luto riguroso se iba con las esclavas negras. Por delicadeza.

El sol africano es tremendo, produce golpes de insolencia.

Yo no tengo nada más que lo que he robado.

Estas ostras apestan. Dice que vienen del cantábrico. Pues habrán venido a pie, con una paradita en Cabrales. De todas manera, huelan mal o no a mí me da igual.

La civilización consiste en tener todo lo quieres cuando no te hace falta.

¿La diapositiva no será, por casualidad, una enfermedad?

Rincón de las versiones (17). Puente quizá demasiado en falsete.

Con las canciones de Simon y Garfunkel siempre tuve una relación ambigua. Ahora tengo claro que, como se dice en italiano, están datati, que se resienten tanto de las características culturales de sus mejores años como para no poder ser disfrutados más allá de ellos, superados, envejecidos sin remedio. Ya en sus mejores años representaban a mis ojos la opción pija, pero tenían algo, un punto de fuerza que quizá se basaba en su canto a la soledad adolescente, a los personajes medianamente fracasados, a los chicos que la lían en parte. Desde luego, todo tenía como algo de pose, de diseño, pero con gracia. Hace una mano de años publicaron una grabación en directo, creo que en Nueva York y por un momento volví a sentir la frescura de sus armonías vocales, su desilusionada ilusión, como si pertenecieran a un mundo corrupto, pero aún con grandes islas de pureza, de verdadera creencia en algo. Hoy, todo se acabó, no van quedando ni las Seychelles, los mejores hace tiempo que desertaron del aula, voluntariamente o porque no podían más.

Por otro lado, quizá en la prehistoria de la que viene este dúo tenían sentido declaraciones como la esta canción. Ya no. Los amigos callan su amistad y te dan la sorpresa de serlo cuando menos te lo esperas. Los que te prometen el oro de la fidelidad, de la disponibilidad absoluta sueles estar apenas bañados en metal noble, ni siquiera chapados. Solo es creíble en términos de transferencia absoluta, hacia el psicólogo, dios, un padre, un santón, un curandero, una amable operadora telefónica.

Una versión que casi hace creer a un escéptico:

Bridge over troubled water When you're weary
Feeling small
When tears are in your eyes
I will dry them all
I'm on your side
Oh, when times get rough
And friends just can't be found
Like a bridge over troubled water
I will lay me down/ Like a bridge over troubled water
I will lay me down/ When you're down and out
When you're on the streets/ When evening falls so hard
I will comfort you/ I'll take your part/ When darkness comes
And pain is all around/ Like a bridge over troubled water
I will lay me down/ Like a bridge over troubled water
I will lay me down/ Sail on Silver Girl,/ Sail on by
Your time has come to shine/ All your dreams are on their way
See how they shine/ If you need a friend/ I'm sailing right behind
Like a bridge over troubled water/ I will ease your mind
Like a bridge over troubled water/ I will ease your mind

Sobre Silver Girl: http://www.defectiveyeti.com/archives/000817.html

S. y G. Un gentil navegante la tradujo así:

Cuando estés abrumado
y te sientas pequeño
Cuando haya lágrimas en tus ojos, yo te las secaré
Estoy a tu lado. Cuando las cosas se pongan difíciles
Y no haya manera de encontrar amigos, como un puente sobre aguas bravas, yo me pondré debajo, como un puente sobre aguas bravas, yo me tumbaré debajo. Cuando te sientas deprimido y extraño, cuando te encuentres perdido, cuando la noche caiga sin piedad, yo te consolaré, yo estaré a tu lado. Cuando llegue la oscuridad y te envuelvan las penas, como un puente sobre aguas bravas, yo me pondré debajo como un puente sobre aguas bravas, yo me pondré debajo. Navega, chica plateada, navega. Ha comenzado a brillar tu estrella, todos tus sueños se verán colmados. Mira cómo resplandecen. Si necesitas un amigo, yo navego tras de ti. Como un puente sobre aguas bravas, te tranquilizaré, como un puente sobre aguas bravas, te tranquilizaré.

Versiones las hay en cantidad. Otra en inglés:

Una en español de Unam uno, Gal dós…Camilo Sesto “y te aliviarás”:

Si la vida te trata mal
y pierdes fuerza y moral
no te acobardes
Siempre tendrás
una mano que estrechar...
Si alguna lágrima
entristece tu sonrisa
y tus ojos
si te falta paz...
Cruza el puente
sobre aguas turbulentas/y la encontrarás... /Si no sabes
qué camino tomar/si tus noches son /un pozo de soledad
si necesitas hablar... /Siempre tendrás /una mano que estrechar...
Y si te falta amor/si el dolor /te ahoga el alma y apenas/puedes respirar /Cruza el puente /sobre aguas turbulentas/y te aliviarás...
Pisa fuerte /al caminar/y brillarás /cada día más,/creo tanto en ti... /Siempre tendrás/mi mano, mi amistad/tus sueños van /camino de la luz /Cruza el puente /sobre aguas turbulentas/no te dejes arrastrar... /Déjame /que yo sea ese puente/cuando decidas cruzar...

lunes, 7 de diciembre de 2009

El langostino del Ebro. Pan, expo y langostinos. Inglés (4).

THE PRAWN OF THE EBRO RIVER

The prawn was the main course in the menu that day. Mr. and Ms. Smith were having dinner in a nice restaurant. They were on their holidays so they took advantage of the situation to enjoy the place and to talk about everything under the sun.

It took place near the bank of the Ebro River, they looked at the surrounding area and they realized that it was fascinating; a green forest bordering an enormous horizon, where some ships were sailing at dusk. Even some people were fishing, and two or three children were swimming. All of this was inconceivable only a few years ago.

He thought “Zaragoza has changed. Ten or fifteen years ago few people could order prawn for dinner. It was too expensive, and nowadays most people over here can afford it; a signal of development. The city has grown up thanks to the work of its citizens. The city is the Ebro River and the people living and working here.”

Mr. Smith was writer and he thought that a good way to pay tribute to Zaragoza and its people could be write a book entitled “The Prawn of the Ebro River”.

(TRADUCCIÓN) EL LANGOSTINO DEL EBRO

El langostino era el plato principal en el menú aquel día. El señor y la señora Smith estaban cenando en un agradable restaurante. Estaban de vacaciones así que aprovecharon la situación para disfrutar del lugar y hablar de todo.

Eso tenía lugar cerca de la orilla del río Ebro, observaron los alrededores y se dieron cuenta de que aquello era fascinante; un bosque verde bordeando un gran horizonte, donde algunos barcos navegaban al atardecer. Incluso algunas personas pescaban, y dos o tres niños nadaban. Todo esto era inconcebible hace sólo unos años.

El pensó “Zaragoza ha cambiado. Hace diez o quince años poca gente podía pedir langostino para cenar. Era demasiado caro, y hoy en día la mayoría de la gente de por aquí se lo pueden permitir; un signo de desarrollo. La ciudad ha crecido gracias al trabajo de sus ciudadanos. La ciudad es el río Ebro y la gente que vive y trabaja aquí.”

El señor Smith era escritor y pensó que un buen modo de rendir tributo a Zaragoza y su gente podría ser escribir un libro titulado “El Langostino del Ebro”.

Elías Masarah Revuelta

domingo, 6 de diciembre de 2009

El langostino del Ebro. Nar(ración) por el morro. Inglés (3)

The Prawn, for the first time in the last seven years, wouldn’t go back to his homeland for Christmas. Instead, he would give a party to all those who awarded him that nickname, those who were not even able to remember his first name. The colour of his face was to blame, not them.

It was the warmth of the sun in this land and its wine what coloured his face. The warmth of the folks was what made him move away from Whitehaven beach to settle down by the Ebro River.

His invitation reached everyone’s mailbox with the following text:

Philip Brown is having a party

Prawns, cava and friendship

22 of December at 20:00

7, Virginia Woolf St.

Attendance confirmation not required

Of course no confirmation was required. He knew well how willing Spaniards could come to be to go wherever food and drinks were offered for free!

TRADUCCIÓN :

El Langostino, por primera vez en los últimos siete años, no volvería a su tierra por Navidad. En vez de eso, daría una fiesta para todos los que le habían otorgado aquel apodo, aquellos que no eran capaces siquiera de recordar su nombre de pila. Era a causa del color de su cara, no se les podía culpar.

Era la calidez del sol en esta tierra y su vino lo que le enrojecía la cara. Fue la calidez de la gente de aquí lo que le hizo dejar atrás las playas de Whitehaven para instalarse junto al Ebro.

Al buzón de cada cual llegó una invitación que decía:

Philip Brown da una fiesta

Langostinos, cava y amistad

El 22 de diciembre a las 20:00

Calle Virginia Woolf, 7

No es necesario confirmar la asistencia

Claro que no era necesario. ¡Sabía muy bien lo voluntariosos que pueden llegar a ser los españoles cuando se trata de ir donde dan comida y bebida gratis!

Pilar Ruiz Ruiz

Rincón de los escaparates (3). Y si fuera verdad…/La luciditée est la blessure la plus rapprochée du soleil (R. Char)

Sam, ponme otro merengue:
bodasescap


bodasbanq


good morrow

Traducción:

goodtrad


¿O será más bien esto?:
bied1
bied2
                                                                                                                         
J. Gil de Biedma.

Rincón de las asociaciones (1)

Reproducción impresa de  Ruinas de un monasterio (o Ruinas de una iglesia gótica)

Esto (Friedrich) y lo que viene, para mí, salvado el contexto, están en la misma onda.

caseta