adiós

viernes, 19 de septiembre de 2014

Se acerca el maldito/bendito primer día de clase

image

Marie, c'est bien Charlemagne
Qui t'a fait lever si tôt
Marie, maudis Charlemagne
Souffle une voix dans son dos…

Marie, bénis Charlemagne
Qui t'a fait lever si tôt
Marie, oublie Charlemagne
Souffle une voix dans son dos (M. le Forestier)

¡Maldito inglés, francés, español para extranjeros, ruso, alemán, claro, y hasta italiano -con lo bien que me la maravillo yo en mi español aborigen; malditos alumnos -con los que hay que ser tan simpático que ni me reconozco; malditos largos pasillos que me conducen al aula donde me siento (de sentirse, no de sentarse, que solo me apoyo de vez en cuando en la mesa) en la picota; y maldita pizarra blanca en la que escribo con una caligrafía ad hoc para que se entienda mi letra de médico encabronado; malditas redacciones sin un pelo de interés y alguna mancha de comida; maldito despacho que he intentado decorar en vano con todo tipo de carteles de actividades; malditas autoridades que me hacen estar presente en reuniones en las que, por más esfuerzos que haga, solo consigo dar la lata…!

¡Ah… y benditos alumnos que quieren aprender, bendita sensación de hermandad con el curioso, el rebelde, el que busca las vueltas y asocia, disocia, lanza hipótesis, estrecha lazos, cruza puentes, mon semblable, mon frère; bendito centro de trabajo en que hallo refugio, cuento mi vida en  conserjería y a veces hasta como galletas de chocolate; benditas celebraciones de navidad, en las que me siento uno más; bendito departamento de español al que acudo en busca de afecto de vez en cuando, los viernes o entre hora y hora; bendito esfuerzo diario bajo los ojos atentos o distraídos de un grupo de personas que no conozco, ante las procuro desplegar toda mi capacidad para hacerme entender y ante las que demasiadas veces pierdo la paciencia, mas por deseo de avanzar que por falta de aguante; bendita rutina que me salva de mi mismo, de los demonios canosos, envejecidos,  que me siguen poblando; y benditas exposiciones mensuales, después de cuyo cuelgue de cuadros a menudo me voy directamente a la cama derrengado; y bendito seas tú también blog, agárrate fuerte María, que a veces me haces visibles hilos de oro, insospechados lazos con quien no conocía, como ayer me ocurrió, para mi sorpresa, con una persona de la administración educativa, sí, sí,  de eso mismo…!

martes, 16 de septiembre de 2014

Monerías a concurso en los Sony World Photography Awards de 2015. Cómo la fotografía de animales se ha especializado en la ternura.

Estas que aparecen a continuación son algunas de las fotos que participan en los premios Sony de 2015. He escogido aquellas en las que aparecen animales, que en este mundo globalizado en el que las ciudades se parecen, en el lujo y en la miseria, los mismos desayunos se pueden hacer en cualquier sitio de la tierra, los hoteles son iguales allá donde vayas, la ropa de Zara se puede comprar hasta en la taiga, etc., etc., son todavía un resto de diversidad, una manifestación de la inmensa variedad que ofrece la naturaleza. Si las fotos a concurso en los premios internacionales buscan cada vez más los islotes de paisaje humano o natural no globalizado, lo poco que de auténtico o característico pueda quedar en algún sitio, la fotografía de animales parece haberse especializado en la ternura. Nos empeñamos, quizá, en humanizar a los bichos, los presentamos como proyección de nuestros deseseos, lagunas o añoranzas, como alguna de las fotos pone de manifiesto –recuérdese el anatema que lanzó S. Ferlosio hace ya muchos años sobre Walt Disney-, pero si uno sabe ver la diferencia a la vez que el parecido, la distancia que nos separa a nosotros, animales humanos, de ellos, tal vez no pueda evitar percibir su belleza.
(Fuentes de las fotos: 1, 2)

Georg May SWPA


(c) Seyms Brugger, South Africa, Open Competition, 2015 Sony World Photography Awards

(c) Georg May, Germany, Open Competition, 2015 Sony World Photography Awards


(c) Ekaterina Grigoryeva, Russia, Open Competition, 2015 Sony World Photography Awards

(c) Leo Bakx, Netherlands, Open Compeition, 2015 Sony World Photography Awards

(c) Phạm Xuân Hiện, Vietnam, Open Competition, 2015 Sony World Photography Awards

(c) Josie Eldred, Australia, Open Competition, 2015 SOny World Photography awards