adiós

sábado, 5 de noviembre de 2011

Fotógrafos de medianoche: Carlo d’Alessio, Andrés Gaspar, Raúl Muñoz. Mezzanotte-Medianoche magna, desde el día 11 de noviembre en C/ María Lostal, 26

La medianoche tiene poco de media, aunque bastante de noche. Señala quizá la frontera entre la actividad y el descanso, el punto a partir del cual la rutina cotidiana va terminando y empiezan la fiesta, los bostezos o esa zona de incierto confín que es el insomnio.

En castellano, no he vuelto a oír el término mediodía desde que las radios dejaron de dar el ángelus, hace ya demasiados años como para que mi recuerdo esté tan vivo: “Es mediodía, la hora del ángelus”. Mediodía, las doce en punto, y hora del ángelus permanecen tan unidos en mí como las cinco y la hora del té, para otros. Pero medianoche es una palabra que me resulta incómoda, difícil de definir, porque más que a una hora precisa me remite a un periodo flexible de tiempo difícil de gestionar. Si lo alargo no sé dónde va a terminar ni cómo va a encajar con las restantes horas de sueño y con el temido día siguiente. Si lo abrevio y cierro la pestaña inmediatamente me zampo un dulce trozo de jornada, tan proclive a la ensoñación.

Consulto la palabra medianoche en el diccionario Seco, Andrés, Ramos y encuentro dos acepciones: 1. Hora en la que el Sol está en el punto opuesto al de mediodía. b) Parte central de la noche.

La segunda acepción (Parte central...) va seguida de un curioso ejemplo de uso, que remite al carácter huidizo del término. De hecho, en la cita la medianoche brilla por su ausencia (Seco, 1999, p.3012):

b) Parte centra de la noche. L. Monje ABC 3.2.74, 41: "Guadalajara ha tributado esta tarde un emotivo homenaje a la memoria del que fue su cronista oficial, el ilustre poeta y autor teatral, José Antonio Ochaíta, fallecido el pasado verano dramáticamente cuando actuaba en un recital"

El curioso error encaja bien con la medianoche entendida como una nebulosa de trayectorias, cuyo norte suele conducir a la cama. Desde allí, con la oreja sobre la almohada, oigo los escasos ruidos de la ciudad que esta exposición retrata. Una Zaragoza que no conozco bien, iluminada por extrañas luces que, como las de la foto del cartel anunciador, parecen esconder mensajes captados por un objetivo a mitad de camino entre lo documental y lo poético. El día 11, día de la inauguración, ansío descubrir que la noche maña susurra, pero que las fotos no desvelan del todo el significado de sus secretos, sino que retratan la zona en que palpita lo poético, luz fugaz en la penumbra del misterio. Volveré pronto a casa para recordar las imágenes a oscuras.Tarjeta Expo 11-2011

lunes, 31 de octubre de 2011

La luz y la mirada. Retratos. Jesús Vera expone sus fotos en noviembre en el Paredondehelarte

Con el título La luz y la mirada. Retratos, Jesús vera expondrá su obra en noviembre en el Paredondelhelarte.

He aquí el texto de presentación, redactado por el fotógrafo:

Jesús Vera

Zaragoza

Se dedica profesionalmente a la fotografía desde 1985.

Estudios de fotografía y talleres especializados en fotografía de moda en el Centro de Enseñanzas de la Imagen (C.E.I.), en Barcelona, en 1979 y 1986.

Talleres de publicidad en la Institución de Estudios Politécnicos de Barcelona (1986).

Talleres teórico-prácticos sobre iluminación y efectos especiales con cámaras de gran formato y formato mediano en Allschwil (Basilea, Suiza), organizados por Bron Elektronik AG en 1993.

Colaboración y organización de cursos para la Sociedad Fotográfica de Zaragoza y, posteriormente, para otras entidades.

Cursos profesionales en su estudio de Zaragoza.

Fuera de su actividad profesional, que abarca campos muy diversos, su interés está también en la fotografía de la naturaleza, el reportaje de viajes y el retrato.

Desde 1981, ha realizado diferentes exposiciones individuales y colectivas en salas de Zaragoza y en otros puntos de dentro y fuera de Aragón.

 

“Hacer una buena composición de un tema significa nada más que verlo y mostrarlo de la manera más intensa posible”. 

Edward Weston (fotógrafo, 1886-1958)

La luz y la mirada. Retratos

Estamos rodeados de imágenes poderosas: el nuestro es un mundo de imágenes que desfilan velozmente, constantemente, y olvidamos que para mirar de verdad hay que detenerse.

Sabemos que tomar una instantánea es tan sencillo como apretar un botón. Retratar, en cambio, es un proceso muy pensado y muy distinto. Busco pintar con la luz, moldear con ella. Prescindo, casi siempre, de la puesta en escena que distrae, para que el marco no se apodere del contenido. Toda la fuerza de las imágenes debe residir en las personas que retrato: en sus rostros y en sus miradas. A veces, también, en la perfecta armonía de sus cuerpos.

Agradezco a todas ellas que me permitan mostrar su imagen en público. Sin su paciente colaboración en el estudio, no habría podido expresarme a través de estas miradas.

Jesús Vera

             Retrato blog

               retrato blog-1

               retrato blog-2

                retrato blog-3