Viaje a Francia en 2016

viernes, 1 de marzo de 2013

Campaña electoral para el próximo cónclave

 

Ante el próximo cónclave del que saldrá elegido el sucesor del dimitido o abdicado y tal vez un poco depuesto papa Ratzinger, aparecen en Roma unos falsos carteles electorales en favor del cardenal ghanés Turkson. Son obra de un colectivo artístico llamado 00KK y Repubblica se ha hecho pronto eco de su existencia . Si por una remotísima casualidad Ud., un pariente o conocido suyo, tuviera la oportunidad de asistir a tan selecta reunión -me refiero al cónclave- sepa o haga saber que no se debe acudir con prejuicios o , pues para que el Espíritu santo lleve a cabo su labor inspiradora, es conveniente encontrarse en un estado a mitad de camino entre la  la distracción y el embotamiento, de modo que la iluminación se produzca a media luz. Además, es bien sabido que de las campañas electorales lo más que se puede esperar es que el elegido cumpla con su deber, aunque no coincida ni con sus promesas previas, por las que fue votado, por cierto.

I manifesti fake sul Conclave

 

I manifesti fake sul Conclave

 

showNextPhoto()

 

Por otro lado, también en internet han aparecido carteles a favor de otros candidatos. Se trata en estos casos de carteles electorales más elaborados llenos de mensajes, con clave, como no podía ser menos.

showNextPhoto()

I manifesti fake sul Conclave

martes, 26 de febrero de 2013

Escritores de pelo en pecho


Flavorwire publica una galería de fotos de escritores y alguna escritora pelo en pecho/con el pecho descubierto. El término inglés que se utiliza en alguna de las fuentes de las fotos, shirtless, me cuesta traducirlo por descamisados, porque, salvo en el caso de Bradbury, más que con la camisa abierta o por fuera de los pantalones, que es con lo que yo en mi erróneo idiolecto asocio la palabra descamisado (Sin embargo: Rae: 1. Sin camisa; 2. Muy pobre, desharrapado. Leo que el inglés comparte las dos acepciones españolas), lo que parece que quieren escenificar estos escritores es una negación de la prenda, como si buscaran reclamar una especie de sintonía con el mundo en la que el pecho al aire es condición necesaria para reconciliarse con la vida y quizá llevar a cabo así su labor. Con la cabeza se piensa y con la mano se escribe, pero es en el pecho donde se siente, parecen decirnos, es la vida sensible la que alimenta nuestros libros. Tal vez también hay una punta de negación de su intelectualidad, una afirmación holística de su personalidad. Lo mismo que los ricos también lloran, los escritores tienen pecho, a menudo peludo.
Y es que a cada uno le va mejor una indumentaria. Los hay de pijama, como el odioso Cela, de bufanda, como Umbral, no menos odioso, de gorra, como Barral, de boina y con o en zapatillas, como Baroja, etc. A mi, a ratos, los despechugados me son simpáticos, con tal de que haga buen tiempo y esté de buen humor, veo en ellos una especie de excusatio non petita por la rareza de escribir, como si  quisieran gritar que ellos también son de carne y hueso. Los que no sé es si serían los mejores para tener una conversación desnudos de cintura para abajo, que diría Gil de Biedma. Si no fuera porque casi todos los que aparecen en estas fotos son grandes, me atrevería a decir que, en cuestiones de peso, yo por lo menos, me fío más de los recatados que desnudan su pecho solo por escrito.

bradburyRay Bradbury


Photo Credit: Cecil BeatonTruman Capote


7862128410_e8e3868f61_oNorman Mailer


mark twain shirtless 2Mark Twain


00008William S. Burroughs and Allen Ginsberg


Photo Credit: Tamotsu YatōYukio Mishima


williamsWilliam Carlos Williams


hemingway_jean_patchett-572x551Ernest Hemingway


allen-ginsberg-and-peter-orlovsky[1]Allen Ginsberg and Peter Orlovsky


Carlos Barral


Jaime Gil de Biedma