viernes, 17 de octubre de 2014

La marca celtiberia: La mejor siestecita es la menos esperada


Seaford in 1972, by Roy King. Photograph: Co-Optic Archive (Fuente)

El diptongo -ie- de la palabra francesa sieste (repos -accompagné ou non de sommeil- pris après le repas de midi –Petit Robert) y de la palabra italiana siesta (sonnellino pomeridiano  sin. pisolino, riposino, pennicchella –Disc) denota la presencia de la marca España en uno de los pocos ámbitos, el lingüístico, en los que me complazco moderadamente de nuestra capacidad exportadora. Cierto es, sin embargo,  que las asociaciones involuntarias son desagradables y quien, como yo, tuvo la desgracia de ver a C. J. (de) Cela por televisión contando sus siestas de pijama y orinal, no puede  evitar pensar en que a los ogros peludos de inmensas orejas les encanta el sueñecito vespertino. ¡Y mejor no pensar en C. J. (de) Cela y su amor l’après midi con Castaño!

Blackpool in 1971, by Martin Parr. Photograph: Co-Optic Archive (Fuente)

Dicho esto, gracias a una colonoscopia, he podido confirmar una vez más que los acontecimientos inesperados, alejados de la rutina, incluso si son inducidos, son los más placenteros. En efecto, he vuelto a gozar plenamente de una siestecita dulce, profunda, enternecedora, con un despertar muelle y progresivo, sin sobresalto alguno, mientras estaba tumbado en la camilla de un box de reanimación, vestido con una bata de tejido desechable que me dejaba el culo al aire, sin otra ropa más que una camisa y unos calcetines bajo unas botas de media caña, ridículo como una pajarillo bajo la lluvia, pero dichoso como pocas veces en mi vida. Ruidos propios y extraños, estomacales la mayor parte, turbaban ocasionalmente mi dulce despertar, pues de los felices enfermos que había a mis dos lados me separaba solo un gran estor de Ikea, como el que uso yo de pantalla cinematográfica. Pero esos horrísonos crujidos me resultaban  gratos como cantos de jilguero y no impedían un suave vaivén entre el sopor y la vigilia, distinto de mi habitual  despertar de finde, en el sofá,  tras quizá  tres cuartos de hora de profundo sueño, como si hubiese estado en otro país. La experiencia postcolonoscópica fue todo lo contrario, más un acto de reconciliación con alguna profunda instancia feliz que la confirmación de una personalidad esquizofrénicamente alienada, que es lo que me reserva habitualmente la siesta doméstica.
Un solo pero tengo que hacerle a la siesta inducida por la sedación. Durante el sueño, horrible recuerdo, la marca España o celtiberia, en algún momento se convirtió en un paseo por calles del lejano oeste empapeladas con carteles de personajes públicos en los que, bajo el reclamo Se busca, aparecía la foto del bandido y a continuación sus cargos, cargos tales como: Director de caja de ahorros, consejero de empresa, tres veces ministro y una primer ministro, representante sindical, director del banco mundial, presidente de fundación benéfica, dirigente empresarial… Un pequeño momento pesadilla que no ensombrece el resto de la siete, del pisolino.

martes, 14 de octubre de 2014

Se cumplen 108 del nacimiento de Hannah Arendt: “Eichmann en un GP de F1 . Un domingo por la mañana en casa. La difícil gestión de la banalidad del ocio alienado”. Reedición de entradas

10614113_10152792577626151_459096905221768447_n(Fuente de la foto)

Los párrafos de la narración del Gran premio de Fórmula 1 de Mónaco del año pasado año provienen de El País. Los otros, deEichmann en Jerusalén. Un estudio sobre la banalidad del mal, (Arendt,Hannah, DeBolsillo, 2011. Trad.: Carlos Ribalta). La edición original del libro de Arendt es de 1963, dos años después del juicio al criminal nazi celebrado en Jerusalén.

Circuito mítico donde los haya. Tan revirado como técnico. Una prueba perfecta para examinar la conducción de un piloto de Fórmula 1. El más corto del calendario, el más complicado para adelantar. Un mínimo fallo puede echar al traste las opciones depositadas para este fin de semana…

(Si tenemos en cuenta que el juicio ha sido organizado, y sus procedimientos regulados, con especial atención encaminada a evitar todo género de parcialidad, es preciso reconocer que constituye uno de los misterios de menor importancia el que la administración de justicia del nuevo Estado de Israel, en el que un alto porcentaje de su población nació en Alemania, no pudiera hallar un traductor competente que tradujera las declaraciones y los informes al único idioma que el acusado y su defensor podían comprender.Además, es preciso también hacer constar que el viejo prejuicio contra los judíos alemanes, que en otros tiempos era muy fuerte en el Estado de Israel, ahora carece ya de la fuerza suficiente para explicar aquel hecho. La única explicación que nos queda es la existencia de la todavía más antigua, y aún poderosa, «Vitamina P», como los israelitas suelen denominar a la protección burocrática de que la administración se rodea.)

Un sábado que no tuvo nada que ver con los anteriores de este año; por lo menos en cuanto al ahorro y uso de neumáticos respecta.  Para empezar la escudería Ferrari vivió una auténtica pesadilla y Mercedes GP se consolidó como mejor equipo a una sola vuelta. No hay quien tosa a los de Ross Brawn que ya suman cuatro poles position consecutivas, tres de ellas para Nico Rosberg, el piloto que en 2013 ha logrado más primeras posiciones en la salida.

Mientras los testigos, uno tras otro, interminablemente, relataban escenas de horror, los asistentes escuchaban el relato público de historias que no hubieran podido soportar si sus protagonistas se las hubieran contado en privado, cara a cara. A medida que iba revelándose la magnitud «de las penalidades sufridas por el pueblo judío en la presente generación», y a medida que la retórica de Hausner adquiría más y más ampulosidad, la figura del hombre en el interior de la cabina de vidrio se hacía más pálida y
fantasmal. Aquella figura no daba signos de vida, ni siquiera cuando el dedo acusador lo señalaba, y cuando la voz indignada clamaba: «¡Y aquí está sentado el monstruo responsable de todo lo ocurrido!».


Solo en dos de los últimos diez grandes premios celebrados en Mónaco, el piloto que partía desde la pole no se alzó con la victoria al final. Y eso que en esta década han salido un total de 14 coches de seguridad.

O dicho con las palabras de Davar, órgano del movimiento Mapai de Ben Gurión: «Queremos que la opinión pública sepa que no solo la Alemania
nazi fue la culpable de la destrucción de seis millones de judíos europeos». Sirvámonos de nuevo de las palabras de Ben Gurión: «Queremos que todas las naciones sepan... que deben avergonzarse».


Un campeonato del mundo que se presenta con Sebastian Vettel como líder con 89 puntos, 17 por encima de Fernando Alonso, que hoy tendrá como misión quedar por delante del Red Bull. Entremedias, Kimi Raikkonen (85 puntos) que hoy se convertirá, en un recorrido inigualable, si no abandona, en el piloto de la historia con más Grandes Premios finalizados consecutivamente. Serían 34.

El contraste entre el heroísmo de Israel y la abyecta obediencia con que los judíos iban a la muerte —llegaban puntualmente a los puntos de embarque, por su propio pie, iban a los lugares en que debían ser ejecutados, cavaban sus propias tumbas, se desnudaban y dejaban ordenadamente apiladas sus ropas, y se tendían en el suelo uno al lado del otro para ser fusilados— parecía un excelente argumento, y el fiscal le sacó todo el partido posible, al formular a los testigos, uno tras otro, preguntas como: «¿Por qué no protestó?», «¿Por qué subió a aquel tren?», «Allí había quince
mil hombres, y solo unos centenares de guardianes, ¿por qué no les arrollaron?». Pero la triste verdad es que el argumento carecía de base, debido a que, en aquellas circunstancias, cualquier grupo de seres humanos, judíos o no, se hubiera comportado tal como estos se comportaron.


Por tanto, 78 vueltas (más que en ningún otro lugar) tendrán que completar los monoplazas a un trazado de 3.340 kilómetros, sumando algo más de 260 kilómetros. Con Tribunas VIPS instaladas en sus costados por doquier en forma de restaurantes, yates o casinos, con unas vistas maravillosas y preciosas de cara al espectador, con todos ustedes el Gran Premio de Mónaco.

Hay destinos mucho peores que la muerte, y las SS tuvieron buen cuidado de que sus víctimas los tuvieran siempre presentes en su mente…La gloria de la revuelta del gueto de Varsovia y el heroísmo de los otros, pocos, que supieron resistir radicó precisamente en que los judíos renunciaron a la muerte relativamente fácil que los nazis les ofrecían, a la muerte en la cámara de gas o ante las ametralladoras.
Vuelta 1 No ha habido cambios ni accidentes en la salida del Gran Premio de Mónaco. Sebastian Vettel ha estado a punto de adelantar a Lewis Hamilton en el Casino, y Fernando Alonso a Kimi Raikkonen en Santa Devota, pero no ha sido así. En Loews ha sido donde se han producido los problemas entre Pastor Maldonado y Giedo Van der Garde. Ambos han entrado a boxes. Sigue Adrian Sutil que también estaba inmiscuido en la acción.
Vuelta 2 Fernando Alonso está justo detrás de Kimi Raikkonen. Está basculando a un lado y a otro, pero no puede con el finés en el que adelantar es una quimera. Entre los seis primeros y los demás ya empieza a haber diferencias. El tapón es Sergio Pérez.

El ex miembro de las SS y antiguo jefe de policía, que había sido un destacado miembro del Partido Democrático Libre en la Alemania de Adenauer, fue detenido en junio de 1960, pocas semanas después de la captura de Eichmann. Se le acusó de haber participado en la matanza de cuarenta mil judíos, en Polonia, y se le pasó el correspondiente
tanto de culpa. Tras más de seis semanas de detenido examen de las pruebas aportadas en juicio, el fiscal pidió la pena máxima, es decir, cadena perpetua, con trabajos forzados, y el tribunal condenó a Fellenz a cuatro años, de los cuales había cumplido ya dos y medio en prisión preventiva.


Vuelta 6 Fernando Alonso se está descolgando de la estela de Kimi Raikkonen. No sería de extrañar que el español lo pudiera hacer a propósito (como ya ha hecho más de una vez con respecto a Sebastian Vettel) para luego coger carrerilla para intentar un hipotético adelantamiento. De todas formas, todos los pilotos en fila india.
Vuelta 7 Jenson Button se ha quejado por radio de que su compañero, en la primera vuelta, se ha saltado las dos chicanes del circuito. Sergio Pérez le antecede en carrera. Vaya espinita le ha salido al inglés este año.

La jactancia era el vicio que perdía a Eichmann. Eran pura fanfarronada las palabras que dijo a sus hombres en los últimos días de la guerra: «Saltaré dentro de mi tumba alegremente, porque el hecho de que tenga sobre mi conciencia la muerte de cinco millones de judíos [o «enemigos del Reich», como siempre aseguró haber dicho] me produce una extraordinaria satisfacción».

Vuelta 9 Bandera amarilla en pista porque el Caterham de Charles Pic se ha incendiado en La Rascasse, en la entrada de boxes. Casi se lo comen tanto Esteban Gutiérrez como Felipe Massa, que, beneficiados, adelantan una posición. Por lo demás, todos conservando neumáticos.
Vuelta 10 Paul di Resta ha pasado por el Pit Lane, buscando una estrategia diferente, un milagro porque está en el último lugar. Fernando Alonso se ha retrasado hasta los tres segundos y medio con respecto a Kimi Raikkonen. Los Mercedes GP reinan en Montecarlo.

Pero la cuestión es que su lenguaje llegó a ser burocrático porque Eichmann era verdaderamente incapaz de expresar una sola frase que no fuera una frase hecha. (¿Fueron estos clichés lo que los psiquiatras consideraron tan «normal» y «ejemplar»? ¿Son estas las «ideas positivas» que un sacerdote desea para aquellos cuyas almas atiende? La mejor oportunidad para que Eichmann demostrara este lado positivo de su carácter, en Jerusalén, llegó cuando el joven oficial de policía encargado de su bienestar mental y psicológico le entregó Lolita para que se distrajera leyendo. Al cabo de dos días, Eichmann lo devolvió visiblemente indignado, diciendo: «Es un libro malsano por completo».)

Vuelta 14 Los Mercedes GP se despegan poco a poco de Sebastian Vettel, a la vez que Kimi Raikkonen se está echando encima del Red Bull de Mark Webber. Ahora el finés puede contar con el DRS. Malos instantes para los de Chris Horner.
Vuelta 15 Por su parte, los McLaren cada vez están más encima de un Fernando Alonso que continua defendiéndose gracias al circuito. Son cuatro segundos ya la diferencia que hay entre el español y Kimi Raikkonen (quinto). Por detrás, Esteban Gutiérrez se está convirtiendo una pesadilla para Felipe Massa.

La asombrosa facilidad con que Eichmann, tanto en Argentina como en Israel, admitía sus crímenes se debía no tanto a su capacidad criminal para engañarse a sí mismo como al aura de mendacidad sistemática que constituyó la atmósfera general, y generalmente aceptada, del Tercer
Reich. «Naturalmente» que había jugado un papel en el exterminio de los judíos; naturalmente que si él «no los hubiera transportado, no hubieran sido entregados al verdugo». «¿Qué hay que confesar?», preguntaba.


Vuelta 18 Fernando Alonso ha mejorado un segundo su rendimiento en la vuelta 18. Le ha acortado a Kimi Raikkonen, mientras que se ha quitado de encima la presión de los McLaren. Sigue sin haber adelantamientos en Mónaco donde solo tenemos la novedad del abandono de Charles Pic por el incendio de su Caterham.
Vuelta 23 Fernando Alonso comienza a apretar, realiza su mejor tiempo en el primer sector. Los demás hacen lo propio y están realizando ahora sus mejores registros. El tiempo de ahorro de neumáticos ha pasado. Y comienza a haber movimientos en el Pit Lane.

4 LA PRIMERA SOLUCIÓN: EXPULSIÓN
5 LA SEGUNDA SOLUCIÓN: CONCENTRACIÓN

Vuelta 26 Mark Webber ha parado y ha salido por detrás de Nico Hulkenberg, cuya diferencia con respecto a Valteri Bottas es de diez segundos. Y por detrás, Paul di Resta, con gomas más frescas, ha pasado como una exhalación a Felipe Massa. Alucinante el brasileño.

(Aparte de las empresas industriales de las SS, poco importantes, algunas firmas alemanas tan famosas como I. G. Farben, Krupp Werke y Siemens-Schuckert Werke habían establecido plantas en Auschwitz, así como cerca de los campos de muerte de Lublin. El entendimiento entre las SS y los hombres de negocios era excelente…)

Hora de comer. Preveo una digestión difícil.

domingo, 12 de octubre de 2014

Visiones apocalípticas el día del Pilar. Mañicos arrastrados por la corriente. Baudelaire en los escaparates de los alrededores.

“Je ne passe jamais devant un fétiche de bois, un Boudha doré, une idole mexicaine, sans me dire: C´est peut-être le vrai dieu.”  (Charles Baudelaire) Traducción: “No paso nunca delante de un fetiche de madera, un Buda dorado, un ídolo mejicano, sin decirme a mí mismo: Quizá es el dios verdadero.”

image

Este año no he tenido tiempo para pasearme por el centro de Zaragoza los días previos al Pilar. Reproduzco con amplios retoques la entrada que  publiqué el año pasado tal día como hoy, 12 de octubre.

Sondeo a mi quiosquero, un hombre simpático e ingenioso, para ver si comparte mis sueños apocalípticos sobre la Plaza del Pilar, y me confiesa que al acercarse la fiestas en una de sus pesadillas recurrentes se produce una enorme crecida del Ebro.  Baturros arrastrados por la corriente tienen dificultades para mantenerse a flote, a causa de los trajes típicos. No digamos las enjoyadas,  que se quedan enganchadas a la maleza de la orilla por las orejas. De repente, sin embargo, las aguas comienzan a amansarse, los remolinos pierden velocidad, algunos maños/as incluso consiguen agarrarse a los pilares del Puente de hierro, hasta que como por encanto la corriente se para y las aguas se dividen en dos, dejando, además de varios carriles bici expeditos, unos claros semisecos. Hay quien ya se empieza también a aclarar la voz, otros intentan recomponerse el traje, aligerándose del barro que les cubre. Y al poco, quien más quien menos empieza a bailar, aquí sevillanas, ahí pericotes, allá danzas endiabladas, y acullá una jota. Se oyen olés, oles, halas, halás y hasta algún Alá en los múltiples acentos de las tierras de España. Todos gritan viva el Pilar, o viva el Pilal el grupo japoaragonés, justo antes de que los remolinos empiecen de nuevo a formarse y el espacio libre dejado por las aguas a estrecharse. Me cuenta el quiosquero que les dice,  adiós, hasta que nos volvamos a ver, mientras nota que los únicos que se han librado de los rápidos son un grupo de bailarines de sardana que se había puesto a salvo sobre una elevación.

“Pero, lo más sorprendente -me confiesa mi amigo- es que veo cómo la imagen de la Virgen es arrastrada por el agua y al día siguiente, cuando vengo al quiosco a ordenar los periódicos, leo que ha sido encontrada, mojada, pero intacta, en un huerto murciano. Al final del sueño, en vez de aparecer las palabras The end, como me suele pasar, leo sobre la pantalla de mi frente Némesis”.

La potencia de esta pequeña imagen de la virgen es tal que no puede dejar de producir desvaríos de la razón. El mío, más realista que el del quiosquero, cosiste en verme paseando al amanecer sobre una plaza del Pilar que se ha convertido en grandes cascotes, porque debajo algo muy importante que no llego a saber qué es. Voy con mi pero, y no paro de decirle que tenga cuidado, que se va a hacer daño, y que deje de olisquear, no vaya a descubrir algo desagradable.

Manuel de Lope en Iberia. La imagen múltiple (Debate, 2005) veía la basílica de El Pilar de Zaragoza como una central nuclear religiosa de la que capilla de la virgen sería el núcleo del reactor, y los curas y personal a cargo del templo, los técnicos que se ocupan de su mantenimiento. La zona de enfriamiento de las aguas podría ser la fuente que en forma de cascada se encuentra en un extremo de la plaza. Desde luego, el espacio es demasiado grande como para no sospechar que se trata de algo más que una mera plaza de ciudad de poco más de medio millón de habitantes. Quizá es un aeropuerto ideado por los americanos. Se lo diré a mi quiosquero,  a ver si ha tenido algún sueño esclarecedor.

Los cierto es que esta inmensa plaza, el día 12 y 13 de octubre se resume en la pirámide que ideó Bigas Luna, al siempre tuve por un descreído de aúpa. Nadie mejor que ellos, los descreídos, sin embargo, para las puestas en escena populares, barrocas o surrealistas. Piensen si no en las provocadoras imágenes religiosas de Buñuel. La conocida ofrenda que se celebra estos días incluye la colocación a la vista de todos de una réplica de la imagen de la Virgen encima de dicha pirámide. A cualquiera que pase por allí sin conocer de qué se trata le sorprenderá el tamaño de la virgen en relación al alboroto y profusión floral que la rodea, como si fuera un Givergny mañico. Según van pasando las horas, las flores producen efluvios, de ahí quizá provengan delirios como el del quiosquero y el mío. no se me ocurre otra explicación.

IMAG0147

Baudelaire en el blog:

- Contra Baudelaire, prevaricador ocasional.
- Otro (auto)retrato de Baudelaire. En la mirada está el principio de la condenación y de la salvación individual.