adiós

sábado, 2 de julio de 2011

Cortar por lo insano

Ya sé que edificio es de alguien que no les quería allí, que hay leyes que amparan el desalojo, etc, etc, etc. Pero, visto a largo plazo, quizá nuestra salud, el ideal de un mundo mejor para la mayoría, se encuentra mezclado en sus planteamientos, en el fondo de sus reivindicaciones:

http://www.diagonalperiodico.net/aragon/El-Paraguas-se-resiste-al-temporal.html

jueves, 30 de junio de 2011

Las foto de la ficha policial de algunas estrellas, una especie de retratos del Fayum

El diario Repubblica publica una galería de fotos de personajes del mundo del espectáculo. Son las fotos de las fichas policiales que, con el paso de los años, han acabado desclasificándose, caducando, vamos. En algunos casos, se trataba de delitos menores, en otros, el diario ni menciona el motivo de la detención que ocasionó el retrato. Lo que choca en las fotos es que, en numerosos casos, vienen a ser una especie de epítome de los rasgos por los que conocemos a estos personajes. Parece que más que dejarse tímidamente fotografiar con un mínimo de arrepentimiento o, al menos, de recato, quisieran gritar al mundo su forma de ser, aquello en lo que, a contracorriente, creen, como si una ficha policial fuera una mancha que limpia, y la ocasión un momento óptimo para reafirmar ante los demás su lado travieso, comprometico e, incluso, canalla . En fin, qué no habrá tenido que aguantar o ver el pobre funcionario retratista:

Coquetería:

Foto segnaletiche: l'archivio delle starParis Hilton

Noli me tangere:

Foto segnaletiche: l'archivio delle starMichael Jackson

And I'm floating in a most peculiar way
And the stars look very different today
:

Foto segnaletiche: l'archivio delle starDavid Bowie

¡Tú, qué te habías creído!:Foto segnaletiche: l'archivio delle star

Jane Fonda. Per lei "pillole sospette" durante l'imbarco all'aeroporto di Cleveland (1970)

Soy guappo:

Foto segnaletiche l'archivio delle star

Frank Sinatra finito nei guai nel 1938 per adulterio

domingo, 26 de junio de 2011

Sobre el humor y las meteduras de pata de Berlusconi. Enésimo episodio.

Una de las últimas gracias de Berlusconi se produjo hace unos días, durante la rueda de prensa conjunta que ofreció con Netanyahu, el primer ministro israelí, de visita en Italia. Berlusconi respondió en voz alta a una pregunta que dijo haberle hecho su colega israelí sobre el cuadro que tenían a sus espaldas, frente a los periodista asistentes al acto. Así es como resume lo dicho por el primer ministro un medio digital:

"El cuadro a mi espalda representa el Parnaso, o sea, el bunga-bunga de 1811". Ha dicho el p.m. Silvio Berlusconi durante la rueda de prensa con el p.m. israelì Benyamin Netanyahu cuando este último le ha preguntado quién había pintado el cuadro. "Es un cuadro de Andrea Appiani y representa el Parnaso, o sea el bunga bunga del 1811 y ese de ahí soy yo - ha añadido señalando una figura del cuadro - mientras ese otro de es Mariano Apicella" (conocido amigo de Berlusconi que le acompaña en sus fiestas).

Il 'Parnaso', un bunga bunga dell'800

El de ahi es uno de los personajes del cuadro mientras que ese otro es Apolo citaredo uno de los personajes del cuadro, en el que está flanqueado por la Música y el resto de las musas

Que Berlusconi es un tipo al que le gusta divertirse es algo evidente y que tiene cierta gracia, también, aunque a menudo esa gracia resulte bochornosa, por vulgar e inoportuna, en los ambientes políticos

Enric González, que le pone justamente a caer de un burro en sus Historias de Roma (RBA, 2010), un librito que, por otro lado , resulta ser poco más que un buen resumen, medio abiertamente declarado, de I segreti di Roma (Corrado Augias, Mondadori, 2005), le describe, fruto de sus encuentros durante comidas compartidas con otros periodistas, como “un hombre personalmente simpático y deseoso de agradar, en algunos momentos, dotado de una vis cómica casi irresistible” (ibid, p. 58).

RBA Libros, Colección: Narrativas, 17 euros, 144 páginas
Sin embargo, se tiene a menudo la sensación de que su sentido del humor tiende siempre a colocarle por encima de los demás, de que no es reflejo de una rebeldía resignada ante la condición humana. La gracias de Berlusconi carecen de verdadera humildad, le presentan a él como posesor de una verdad indiscutible, cuando no como víctima de algún designio perverso, carecen precisamente de esa ironía de la que quería hacer gala al final de la broma sobre el cuadro de El Parnaso («Ricordate di non prendere mai sul serio chi si prende troppo sul serio. L'autoironia è sempre fondamentale»- dijo Berlusconi en tono doctrinal), les falla el tono de fondo, porque traslucen la falta conciencia de que su visión del mundo está plagada de burdos tópicos, carecen de la clarividencia del humor verdadero, descreído por naturaleza.

Critchley, Simon, Sobre el humor, quálea editorial, 2010, p., 93-95. Trad. Antonio Lastra.

El libro de Critchley es una excelente reflexión sobre el humor y sus implicaciones, sobre el humor entendido como epistemología de la condición humana.

Otra entrada de este blog sobre el humor racista y el libro de Critchley.

Enric González, en el libro citado, cuenta que una vez confecciono un monólogo berlusconiano a base de frases literales del empresario metido a política. Es un buen ejemplo de hasta dónde llega su gracia y de las limitaciones de su sentido del humor, con el que tiende, por un lado, a presentarse como víctima, y, por otro, a darse aires de superioridad.

imageimage

Historias de Roma, González, Enric, RBA, 2010, p. 62-63.