adiós

viernes, 27 de enero de 2012

No son galgos franceses, sino podencos belgas. Homenaje del Dep. de Francés de la E.O.I, 1 a J. Brel (Miércoles, 28 de feb. a las 18’30 en el Salón de actos)

Muchas de las mejores cosas francesas son belgas. Es frecuente pensar en algunos grandes personajes como franceses de pura cepa. Pero, después, resulta que son belgas, hasta el punto de que cuando alguien habla de un escritor, cantante, ciclista, tenista, director de cine o ilustrador francés, si se está interesado en los detalles se debería preguntar, pero es francés o belga. Entre las entretelas más francesas se esconden pliegues del país vecino hasta límites insospechados. La disolución de lo belga en el vaso de las otras nacionalidades, no acaba ahí. Lo belga no termina en Francia, sino que se extiende a Inglaterra y otros países vecinos, pintores, por ejemplo, que no son ingleses o de otros países cercanos, sino del plat pays, una pesetina, como a veces se llama a la parte mejor de las chuletas de ternasco, una exquisita minucia en el mapa europeo. Vaya ahí una pequeña lista de no franceses, como Picasso, y no ingleses, encabezada por J. Brel, a quien se dedicará un homenaje en nuestra Escuela el próximo día 29 de febrero:  Adamo, Jacques Brel, Jhonny Halliday, Justine Hennin, Kim Klijsters, Eddy Merckx, Hergé, Peyo, Georges Simenon, Pierre Paul Rubens, Jean Bruegel, James Ensor, Magritte, Delvaux, L. y J-P. Dardenne, Agnès Varda… En mi léxico familiar, no recuerdo por cuáles vías, la expresión “es belga” ha pasado a convertirse en sinónimo de “es excelente”, dicho con un gran fondo de verdad, pero también con cierta coña, como si por ser belga se supiera que su valía no va a ser reconocida del todo. Cuando uno dice “es belga”, el otro le responde, “¿belga belga?”…

image

La entrada del blog del Dep. de Francés contiene los siguientes textos y videos:

Le grand Jacques, le plus grand Belge de tous les temps, revisité par des musiciens bien au fait de sa musique et de son style d’interprétation.
Le mercredi 29 février, nous aurons l’occasion d’assister à la première de “Tributo à Jacques Brel”. Nous pourrons savourer quelques-unes des plus belles chansons qu’on n'ait jamais écrites:

Le plat pays
Les flamandes
Le tango funèbre
Les paumés du petit matin
Les prénoms de Paris
Les vieux
Madeleine
Mathilde
Quand on n'a que l'amour
Ne me quitte pas
La valse a mille temps
Amsterdam

Además, la entrada del blog del Dep. de Francés contiene los textos de las canciones (clica aquí para enlazar con la entrada)

Enlace a traducciones de los textos.

jueves, 26 de enero de 2012

Religión a la carta (Personal Jesus). Reedición de entradas. Rincón de las versiones.

paniker1 [paniker2[17].jpg]

Pániker, Salvador, Cuaderno amarillo, Barcelona, Plaza y Janés, 2000, págs. 153-54.

 

imageZaragoza, tienda de moda cerca de la calle Alfonso.

.imageGran Vía toxic (Amid.cero9). Foto de la exposición Laboratorio Gran Vía.

M. Manson

YOUR OWN PERSONAL JESUS, SOMEONE TO HEAR YOUR PRAYERS,
SOMEONE WHO CARES. YOUR OWN PERSONAL JESUS
SOMEONE TO HEAR YOUR PRAYERS, SOMEONE WHO´S THERE
FEELING UNKNOWN, AND YOU´RE ALL ALONE
FLESH AND BONE. BY THE TELEPHONE
LIFT UP THE RECEIVER, I´LL MAKE YOU A BELIEVER

J. Cash

TAKE SECOND BEST, PUT ME TO THE TEST
THINGS ON YOUR CHEST, YOU NEED TO CONFESS
I WILL DELIVER, YOU KNOW I´M A FORGIVER
REACH OUT AND TOUCH FAITH, REACH OUT AND TOUCH FAITH
YOUR OWN PERSONAL JESUS... FEELING UNKNOWN
AND YOU´RE ALL ALONE, FLESH AND BONE
BY THE TELEPHONE, LIFT UP THE RECEIVER
I´LL MAKE YOU A BELIEVER. I WILL DELIVER
YOU KNOW I´M A FORGIVER. REACH OUT AND TOUCH FAITH
YOUR OWN PERSONAL JESUS. REACH OUT AND TOUCH FAITH

The Dixie Hummingbirds.

Dicho de otro modo: la divinidad tiene poco que ver con Dios. Hoy comprendemos que en términos histórico-culturales el fundamentalismo monoteísta –con todos sus anexos: Verdad, Belleza, Bien, los grandes términos en mayúsculas…los monstruos de la razón construidos para atajar la provisionalidad y la incertidumbre- el fundamentalismo monoteísta, digo, es responsable de toda la intolerancia fanática que ha emponzoñado el mundo. (Paniker, ibid, pág 57).

Pues bien, uno sigue sintiendo en lo más hondo esta exigencia de fe, esta necesidad de confiar en algo. No es que uno crea que la vida tenga sentido, pero uno siente la necesidad de poder abandonarse. (Paniker, ibid, pág. 152).

(Siempre, que bien poca cosa es, salvo para mí, recordaré al mismísimo A. García Calvo entrar en clase de latín, al poco de volver de su exilio parisino, y ponerse a recitar a F. Luis de León, Te vas pastor y nos dejas…. Debía ser el día de la ascensión o asunción, no sé, que esas cosas me interesan poco, aunque, la verdad, en términos castizos, la diferencia entre una y otra equivale a ir en taxi o ser taxista de uno mismo, que no es poco. También recuerdo la enorme penitencia de mi primera y última confesión, diez credos y diez ave marías. Quizá el sentimiento de culpa me hizo magnificar el dictamen del cura. Salí del confesionario dudando si había dicho seis, diez o dieciséis. Opté por el término medio. Como para pedir aclaraciones. Era un niño. Mundos inhabitables). J. Brox

K. Souza.

miércoles, 25 de enero de 2012

Fútbol y citas entre semana, el domingo de la vida.

El gran fútbol entre semana tiene el encanto de esas citas a las que acudes un poco forzado, porque al día siguiente trabajas, porque eres persona que se recoge pronto (sic), porque tienes perro, porque perteneces al género de los que diferencian entre días de ocio y días de negocio, porque…pero esas citas son el domingo de la vida, como el arte. Además, hace tiempo que echo un vistazo a la primera página del periódico, pero después lo abro por los deportes, donde está las mejores narraciones clásicas, con introducción, nudo y desenlace. Incluso, a veces, contienen buenas digresiones.17092011025
Buen ejemplo de ello es el artículo que cogí ayer del brazo para dar una vueltecita. El tema es el del cansino Mourinho, que no para de cavarse su tumba desde que llegó al Madrid. Ya sé que en términos de sabiduría popular es lo nos ocurre a todos desde que nacemos, pero él pone un afán especial en ello y además adorna el trabajo con arabescos dignos de un obseso. Quizá todo haga parte del entramado mediático y no haya una pizca de verdad en nada. Lo cierto es que si  Mou finge sería la demostración palpable de la paradoja de Diderot. Tengo la impresión de que las cartas están echadas, aunque acabe ganando títulos, y solo se trata de tiempo, de saber cuándo va a dar la última paletada...pero, una vez más, eso nos pasa a todos.
Lo que menos me gusta es que sigan hablando de señorío, a menos que con señorío se refieran a la actitud de los señoritos, caprichosamente altaneros, que sonríen enseñando la encía a los de arriba y pisan a los de abajo. Prefiero otro lema: Ni siervo ni señor. Además, dónde se ha visto que tenga crédito lo que uno mismo dice de si mismo, en este mundo en el que solo te puedes fiar de los observadores externos, de las agencias de calificación.
Those were the days my friend,
We'd thought they'd never end,
We'd sing and dance forever and a day,
We'd live the life we choose,
We'd fight and never lose,
For we were young and sure to have our way.
(Video)
Ofertas especiales (consultar precio con el vendedor. descuentos especiales para pequeños pedidos):
Colchón normablock FC BarcelonaColchón normablock Real Madrid CF
El Clásico: The Gallery: El ClásicoFoto2606
El Clásico: The Gallery: El Clásico
El Clásico: The Gallery: El Clásico
The Gallery: Xavi: The Gallery: Xavi

martes, 24 de enero de 2012

Charo de la Varga en febrero en el paredondehelarte.

Charo de la Varga, sin patrón.

Comme me puet li cuers au cors durer? /Quant il n’en part, certes trop est mauvaiz  (Anónimo, Châtelaine de Vergy, S. XIII)

Charo de la Varga se enorgullece en su cuenta de Facebook de hacer sus piezas a ganchillo sin patrón y yo, además de pensar en que las hace sin modelo previo, pienso en el lema que cita a menudo Belén Gopegui como ideal de vida, “ni siervo ni señor”, porque patrón también es sinónimo de señor, dueño.

      
        Foto 1: Ajuar, 2011, técnica mixta, crochet sobre hierro.

Leo sus dolidos poemas, miro su Ajuar y entiendo que no acepta otras sumisiones que aquellas contra las que no cabe rebelarse, el amor, la muerte, el recuerdo punzante, y aun esas a regañadientes. Sus poemas son relecturas ineludibles de la experiencia vivida, a la luz de un peculiar sentimiento trágico, en el que la fugacidad lacerante y la intensidad sin red de lo evocado actúan como fuerzas contrarias imageque tarde o temprano remiten a la muerte, referente último que dota de sentido a todo y también todo lo minimiza.
Foto 2: Tête era, 2012, crochet.
Quizá fue Arcadia la experiencia, pero al bajar la marea, siempre aparece escrita en la arena la frase del cuadro de Poussin, et in Arcadia ego. El gusto por las vanitas, de las que algunas piezas de esta exposición guardan reminiscencias, seguramente tiene que ver con ello.
Pero en Charo de la Varga no todo es Testamento, especie de copla flamenca (Mi testamento/lo dejé escrito anoche/ sobre tu cuerpo), ni tampoco colmena de la que emigraron las abejas (Polillas). Por momentos, sus textos se alejan de la debacle para dar cuenta de cómo se debate hasta alcanzar un tono medio de cierto alivio (Después, acaricio mi nombre escrito en el vaho: /todo un océano donde lavarme el corazón –Me pongo de pie), teñido incluso de melancolía fronteriza con la desesperación, fronteriza, nada más. En ese territorio surgen algunos de los versos que a mi más me gustan, chorreando la pereza de un animal de circo, rebelión de mariposas tan adentro, en un tono que se acentúa en forma de ironía en las calaveras y poemas visuales de esta exposición, algunos de los cuales, más que objets trouvés parecen anónimas piezas de artesanía tanto como originales trabajos de autor depositados delicadamente ante nosotros para provocar una sonrisa que no se pierde en absoluto en risa. Un par de segundos más tarde, el tiempo que tarda uno en caer en la cuenta de con quién está tratando, la mueca se desdibuja y queda solo el perfume de un ingenio que inquieta.
Si la ironía es un apaño de los falsos descreídos a la espuma de los días, una manera de no caer en el abismo, Charo parece sortear el sufrido tinte de su poesía verbal para mirar con sus ganchillos cara a cara a esa señora que ya hemos nombrado demasiadas veces en este texto. Y lo hace sin alharacas,

image
Foto 3: Con la cabeza en las nubes, 2012, técnica mixta, crochet sobre madera.


pero sin acobardarse. Es como si ya no hablara de sí misma, como si la experiencia se hubiese esfumado o fuera menos acuciante en sus piezas tejidas, y, distanciándose de si misma, hubiera quedado a solas con sus grandes temas. En sus poemas hay algo de la carne viva del adolescente que sufre, aunque revestido por una imaginería y una expresión maduras, en lo aquí expuesto el patrón es tratado de tú a tú. Estuvo “loca” ayer, sí, pero fue por dolor. Su voz ha perdido intensidad y ha ganado perspectiva en el viaje, de la expansión lírica del yo hemos pasado al escueto guiño conceptista.
Ni depresión, pues, ni sarcasmo, renuncias a la lucha, pero sí el lamento de quien aceptando la vida tiene que defenderse del horror que conlleva. Dice J. Benet que la depresión es más una visión de la muerte que un espectáculo de piedad. Para no quedarnos fijos en esa visión, para vivir sin patrón, es bueno domesticar los humores negros a través de objetos divertidamente tristes, frágiles construcciones necesitadas de cola para mantenerse en pie, en las que confluye el espíritu barroco, el ingenio surrealista y una estética a mitad de camino entre la artesanía y el kitsch, siempre melancólico en la añoranza de códigos, cánones periclitados para siempre.
Charo es poeta, en la medida en la que pertenece a una tribu dispersa que cifra su experiencia en un bello código tan difícil de definir como fácil de reconocer, y poetisa, si es que el término admite un reciclaje que lo prive de odiosas connotaciones, poetisasinpatrón, en la medida en que entona una voz de género que encuentra refugio en sus obras, exvotos a contraluz de un anhelo imposible, exorcismo necesario para quien siente la pesadumbre de la vida consciente.
Son muchas las referencias que vienen a la cabeza cuando uno se acerca a ella, algunas tan explícitas como suFrida Kalho o J. Vasconcelos, otras, las que cada uno lleve consigo. A mí, permítaseme la indiscreción, Ch de la V me trae a la cabeza la Ch (âtelaine) de V (ergy)… y su perro cómplice, Sor Juana Inés de la Cruz y la ficción por quien penosa vivo, las poetas rusas que descubrí en Brodsky, y quizá algo de Rosalía, pero es que los ecos de cada uno son antojadizos, caprichosos, como la musa, como la sombra.
Javier Brox

Charo de la Varga (Zaragoza, 1966), ha diversificado su actividad artística entre la poesía, las artes plásticas y el video.
En 2005, su poemario Amotinada fue seleccionado para su publicación porimage el Ayuntamiento de Zaragoza a través del XXII Concurso de Poesía Ciudad de Zaragoza. En 2006 colaboró con J. Burguete en Hvals, un proyecto que aparece explicado en la antología que puede leerse más abajo. Desafortunadamente, no ha sido pródiga en muchas más entregas, pero poemas suyos pueden leerse también en Yin, Poetas aragonesas 1960-2010 (editado por A. Guinda y prologado por I. Escuín, ediciones Olifante, 2010) y en el blog entrenómadas.
En el terreno de las artes plásticas ha participado, entre otras iniciativas, en la exposición colectiva La franja roja. En el ámbito audiovisual ha realizado La plaza habitada (guión, dirección yimage edición) y ha sido correalizadora del documental social Con el corazón en la calle, perteneciente al proyecto colectivo “Zaragoza Rebelde, Movimientos sociales y antagonismos 1975-2000”. También ha colaborado en otros proyectos como ayudante de producción y encargada de vestuario y ayudante de dirección artística.
 
 
 

Poemas de Charo de la Varga:

Dos inéditos, salvo para sus 392 de Facebook:


DÉCIMA DE SEGUNDO
La muerte vino para inundar mi casa.
Se filtró por los resquicios de la puerta esbozando nubes de tormenta,
augurando un invierno perpetuo.
Gotas de una lluvia densa martilleaban cada día.
Cada día percuten con un compás disonante.
Parece que todo lo que amé se disuelve en el ácido de la negligencia
y yo comienzo a estar sin ser, me difumino, soy capaz de atravesar las paredes.
Hoy sueño con un día en el campo, y ciertamente
la hierba brilla como sólo puede hacerlo en un sueño.
Mi madre se convierte en mi padre por una décima de segundo.
Viste un jersey color púrpura y sonríe a sus hijos que lloramos maravillados.
El suelo está vivo.
Bajo mis pies respira un murmullo resbaladizo de insectos y raíces.


POLILLAS
Las polillas son mariposas delincuentes.
Con nocturnidad y alevosía
devastan la ropa
que duerme en los armarios
y trazan un idioma de grietas
sobre las palabras amordazadas
de las bibliotecas en ruinas.
Ocultan su apetito
de larvas insaciables
y vuelan deslumbradas una noche,
dejando tras de sí
un rastro de harapos, olvido y polvo.
Vosotros,
los que amé,
en mi memoria
hoy ya descosidos,
masticados,
apolillados,
anónimos,
pobláis furtivos mi corazón
como perdura la miel                                            
dentro de una colmena de la que emigraron las abejas.
 
Otros poemas publicados con anterioridad en diversas fuentes:

"Esto que te acabo de mandar es Hvals, una colaboración con Javier Burguete, artista plástico y amigo mío. Él me sugirió nueve temas generales sobre los que pensaba hacer unos retratos (libertad, complicidad, memoria, etc...) y yo simultáneamente escribía unos micropoemas que finalmente irían tatuados en los personajes. Se pueden leer por separado, aunque también forman un todo".



HVALS
En soledad viajo por senderos de tinta
escuchando los ecos de sangres dibujadas,
donde jugábamos a ser dioses los habitantes de la sombra,
animales sedientos agazapados bajo la carne.

Y así te busco, como a moneda, bajo la lengua
de un caballo de aire que desenreda las hebras de los sueños.

Somos guardianes de un paso secreto
que llevan un brindis de raíces tatuado en la inocencia.

No hay tanta pureza, sino un corazón de fruta
sobre las vértebras aladas del alma.

En tu cintura se me anochece este destierro tan mío,                                             bajo las arenas azules de un cielo desierto.

La sonrisa de los objetos nos delata:
me parezco a ti cuando me miras.

Por eso toda bandera es prescindible
salvo aquella que arranca la urgencia del sabor que amamos.

Un veredicto bajo nueve lunas amarillas
y el durmiente cae y nace, nace por el hueco por donde asoma el día.






MI TESTAMENTO
Mi testamento
lo dejé escrito anoche
sobre tu cuerpo.


CUENTO DE LAS ALMAS HELADAS

Macabra danza de las zapatillas rojas.
Todas tenemos un reloj de plomo
para podernos ahorcar.
Dame tus manos
para apuñalarme con ellas,
para arrancarme el corazón,
para no perderme en el bosque.
Dime, espejito.
No tengas miedo. No te dolerá.
Después de algunas noches
llegan mañanas de posguerra.
Ya se escuchan motores en lo oscuro.
Ya es hora de recoger los sueños.


LLAMARADA
Dejaste olvidadas
algunas caricias en mi cuerpo.
Tatuajes invisibles atravesados,
para siempre,
en los laberintos de la memoria.
A este lado
las horas, los minutos, los segundos,
avanzan como ejércitos de hormigas
devoradoras de tiempo.
Pero detrás de las ventanas
existe un enigma que lleva tus ojos.
Y como único alimento de mi obstinación
voy diseccionando un encuentro fugaz.
En la espera.

MOTÍN

Hoy me concedo el alivio de tu ausencia;
rebelión de mariposas tan adentro…
Ya no soy la mancha insomne
que busca su alma
desvanecida por los espejos.
Ya no me duelen las noches.

ME PONGO DE PIE
Me pongo de pie en los días negros.
Apenas despierta caigo en picado,
respirando el viento del desierto que sacude mi cuerpo,
y remonto el vuelo.
Me pongo de pie en los días negros.
El paladar amargo,
chorreando la pereza de un animal de circo;
ahí va la muerte silbando a mi paso.
Me pongo de pie en los días negros.
Mastico al levantarme la demencia correosa
y trago esta bola de pena reseca.
Después, acaricio mi nombre escrito en el vaho:
todo un océano donde lavarme el corazón.

TRAMPAS
Estoy haciendo trampas.
Burbuja. Mano de espuma.
Cuerpos en batalla
Robando de la muerte su última palabra.
Tu sólida luz me dejó ciega.

ORFIDAL
Desearía olvidar
aquellos ojos de perro en la cuneta,
vuelo de un pájaro ciego
por el bosque de las estatuas,
el trapecio sin red oscilante del insomnio,
la caída libre para la esperanza herida.

LLAVE
Una llave cierra un mundo.
Pasos del agua que llora
bajo las grutas de lava.
¿Habrán muerto ya los pájaros el
que comieron de mi mano?
                 image

Otras entradas sobre Charo de la Varga o la exposición:


Cómo me la calaverizaría yo (la calavera en el arte y la poesía)
Consumar el acto poético (crónica pormenorizada del acto de presentación de la exposición)
El Heraldo de Aragón afina el paladar (artículo sobre la expo en el Heraldo de Aragón)

lunes, 23 de enero de 2012

Inauguración de la exposición de febrero en el paredondehelarte: Crochets de Charo de la Varga

Con motivo de la inauguración de la expo de febrero en el paredondehelarte celebraremos un recital poético a cargo de quien quiera leer un poema de su gusto, en la lengua que quiera, con o sin traducción. No hace falta avisar previamente, basta venir y hacerlo el día 2 de febrero a las 19’30 en el salón de actos de nuestra escuela (E.O.I., 1, C/ Domingo Miral, frente a la parte lateral del Hospital clínico, junto a la Fac. de Medicina). Contaremos con la presencia de Charo de la Varga, que seguramente se animará a leer alguno de sus poemas.

22012012422

cartelvarga2_thumb1

domingo, 22 de enero de 2012

Pasaportes, caras de escombro con alas.

Entre todos los documentos que me atraían en la adolescencia destacaba el pasaporte. Se puede viajar  a la luz de de un flexo y al ritmo de una novela. Hasta con un atlas, una bola del mundo o  el horario del tren, petit train. Claro que entonces los trenes hacían chu chu y no fuisss, o ni siquiera eso, como ahora. Se podía bajar a los andenes y allí despedirse uno de los allegados o coger por primera vez , a través de la ventanilla, una mano. El andén como escenario simbólico de la separación ha desaparecido arrastrado por los aves. Volviendo a los pasaportes, antes de que con los años yo comprendiera que la vida iba en serio, eran los reyes de los documentos, el mero hecho de tener uno evocaba el perfume del viaje, como las toallas al volver de unas vacaciones en el mar. Si además llevaban puestos sellos en sus páginas encarnaban el misterio, la vida aventurera, lo opuesto de la vida mesetaria en los años de la dictadura. El de Capote que aparece a continuación está manchado de café o güisqui, ganas dan de probarlo para saber si quedan restos de sabor.

Y es que he descubierto con sorpresa la existencia de una web dedicada a los pasaportes, venta incluida, y al ver algunos de ellos, como uno diplomático expedido durante nuestra guerra civil, vuelvo a volar. Leer los nombre que aparecen escritos en sus renglones tiene sabor de bautizo, de confirmación de que todos esos a los que hemos oído o leído también comían y bebían, y al llegar a la aduana quizá tuvieran que enseñar la documentación.

He aquí, pues, los pasaportes de algunos famosos de todo tipo. El llamado fotomatón acabará sin duda por ser rescatado en los museos. No hay quien escape al arquetipo gestual, a ese aire apesadumbrado, que impone inmortalizarse burocráticamente, entrar en los archivos para no salir de allí nunca más. Podría decirse que en términos benjaminianos existe una cara de escombro, aunque alguno intente disimularla con sonrisas, como si quisiera convertir lo público en privado.

(Fuente y otras fotos)

Facce da passaporto, i documenti dei famosi

Facce da passaporto, i documenti dei famosi

Facce da passaporto, i documenti dei famosi

Facce da passaporto, i documenti dei famosi

Facce da passaporto, i documenti dei famosi

Facce da passaporto, i documenti dei famosi

Facce da passaporto, i documenti dei famosi

Facce da passaporto, i documenti dei famosi

Facce da passaporto, i documenti dei famosi