adiós

domingo, 4 de enero de 2015

Voces, Rapunzel, Hermanos Grimm

Rapunzel tenía el pelo largo y muy bonito, fino como hilo de oro. Cuando oía la voz de la maga, se soltaba las trenzas, las ataba a un gozne de la ventana y las trenzas caían tan  largas como veinte brazos. Y la maga subía por ellas.

Años más tarde, un príncipe, mientras cabalgaba por el bosque, pasó cerca de la torre. Oyó un canto tan dulce que se paró escuchar. Era Rapunzel, que en su soledad se acompañaba con el suave canto de su voz. El príncipe quería subir. Buscó la puerta, pero no la  encontró. Volvió a casa, pero se había quedado tan prendado de aquel cantar que volvía todos los días al bosque a buscarlo. Un vez, mientras estaba junto a un árbol, vio acercarse a una maga  y la oyó gritar:

- ¡Rapunzel, asómate, deja caer tus trenzas!

Entonces, Rapunzel dejó caer sus trenzas y la maga subió. “Si esa es la escalera para subir, yo también intentaré hacerlo”. Al día siguiente, al atardecer, fue a la torre y gritó:

- ¡Rapunzel, asómate, deja caer tus trenzas!

Al instante, las trenzas cayeron y el príncipe subió. Al principio, nada más subir el príncipe, a Rapunzel le entró mucho miedo, porque no había visto nunca a un hombre; pero el príncipe le habló con mucha educación y le explicó que su corazón estaba tan prendado de su canto que no podía dejar de pensar y había tenido que ir a buscarla. Entonces, a Rapunzel se le pasó el miedo y cuando el príncipe le preguntó si quería casarse con él y ella vio que era joven y guapo, pensó: “Me querrá más que la vieja señora Göthel”. Entonces, aceptó y le dio la mano y dijo: “Me iría encantada contigo, pero no sé cómo bajar de aquí. Cuando vengas, tráeme siempre seda. La  hilaré y haré una escalera con ella; cuando esté lista, voy y bajo, y tú me subes en tu caballo”…

…El príncipe subió, pero en vez de Rapunzel, se encontró a la maga, que lo miraba burlona: – Ah –dijo con sorna- has venido a buscar a tu amiga, pero el pajarito se ha ido del nido y ya no canta; el gato se la ha llevado y a tí te sacará los ojos. has perdido a Rapunzel, no la volverás a ver. El príncipe, loco de dolor, se lanzó desde lo alto de la torre. No murió, pero las espinas

IMGP0886

había caído le atravesaron los ojos. Ciego, erró por los bosques; solo comía raíces sobre las que y bayas entre llantos y lamentos por haber perdido a su amada. Como un pobre miserable, pasó años vagando sin meta, hasta que que un día sus huesos fueron a dar en un desierto en el que también vivía Rapunzel en la pobreza con los dos gemelos que había parido, un niño y una niña. Él oyó una voz, y le sonó a alguien conocido. Siguió el sonido y al acercarse Rapunzel lo reconoció. Lo abrazó por el cuello llorando. pero sus lágrimas humedecieron los ojos de él, que se iluminaron y volvieron a ver como antes…

(Jacob e Wilhelm Grimm, Cuentos, Oscar Mondarori, 1951. Traducción: el menda)

---------------------------------------------------------------

Voces. Resumen de una vida inconclusa:

1. Cuando preguntas, contenida, a través de la puerta, si estoy ahí;
2. La de los arrieros que al atardecer oyó Gil-Albert;
3. Aquella vez que dijo algo, no sé qué, invisible ella en medio de un grupo, supe que había venido, dejé de leer el periódico y fui feliz;
4. Cuando, yo con anginas, tú me tarareabas “A la luz del cigarro voy al molino”; 
5. Mi hija, ronca, de vuelta a casa tras una larga noche de fiesta,  dice,¡hola papá!;
6. Rapunzel, encerrada en su torre sin puerta ni ventana, enamorada de un príncipe que oye cantar a lo lejos;                                                                                                                      7. Una voz que solo consigo evocar por lo que dice; ni siquiera, solo por el tono. Como un bajo continuo, está ahí. No la oigo, solo sé que (qué) fue. Madre… (
sigue)

----------------------------------

princessDavid Hockney. Fuente de la imagen y del texto:

David Hockney — English painter, stage designer, and friend of Andy Warhol — created a series of haunting etchings based on the Grimms’ fairy tales, compiled in the 1969 book Six Fairy Tales from the Brothers Grimm with illustrations by David Hockney. Works referenced includeThe Little Sea Hare, Fundevogel, Rapunzel, The Boy Who Left Home to Learn Fear, Old Rinkrank, and Rumpelstilzchen. The pop art icon’s artworks are devoid of color and focus on surreal spaces and vivid textures — inky shadows, crosshatched architecture, and impenetrable fields of grass.

------------------------------------

gus1Albert Weisgerber  (Fuente de la imagen y del texto)

The painter Albert Weisgerber (1878–1915) worked alongside a group of art titans in Munich before being killed in World War I. From a bio at the Art Directory:

He studied at the "Akademie der Bildenden Künste" from 1897 to 1901, first under Gabriel Hackl, then under Franz von Stuck. He began working for the journal "Jugend" in 1897. Albert Weisgerber met Hans Purrmann, Paul Klee, Wassily Kandinsky, Willi Geiger and Gino Finetti in Stuck's painting class in 1898, the same year in which he founded "Sturmfackel", an association with members such as Alfred Kubin, Rudolf Levy and Alfred Lörcher.

-----------------------------

02122011308

No hay comentarios:

Publicar un comentario