Viejo topo

sábado, 31 de enero de 2015

Nota sobre los honorarios de las asesorías de Monedero

Quizá tenga razón P. Iglesias sobre el mérito de Monedero a la hora de crear una sociedad para cobrar los honorarios de sus asesorías. Seguramente es verdad que podría haber tributado menos todavía si la hubiera creado fuera de España.  A lo mejor, Monedero hasta se merece un notable. Pero, en mi opinión, desde luego no llega al sobresaliente.
Empieza a ser irritante eso que dice Iglesias de que si me tocan a tal, tal o cual es como si me tocaran a mí. Pues claro, y qué. No vayamos a acabar como cuando a Zidane le dieron el premio a la excelencia como jugador a pesar de haber soltado un cabezazo a un jugador italiano. Cuantas veces oí decir: ¡ah, es que el italiano se ha metido con su hermana!
Ya se sabe lo que pasa con los pedos y los hijos propios . Pero sin autocrítica no hay crítica legítima al adversario. Que el PP se comporte como lo hace no tiene nada de sorprendente; la reiterada manera de hacer de Podemos (llueve sobre Errejón mojado), sin embargo, resulta muy decepcionante. A ver si con el mantra de que nos van a mirar hasta el color de los calcetines (T. Sánchez dixit) o nos van a acusar de haber matado a Kennedy y de haber dicho al toro de Manolete que matara al diestro (Iglesias dixit no sé cuantas veces en la Sexta) van a ser demasiados lo balones echados fuera. Élite, vanguardia, casta, no vaya a parecerse todo maquiavélicamente demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada