Exposición conjunta con la escuela de Arte de Huesca

martes, 17 de marzo de 2015

Totò dixit (reedición). El ingenio (im)productivo que se pierde en el mar de las palabras

Otra entrada sobre totò: - Totò contra Kafka

Totò. - (Ugo Mulas, Galleria civica di Modena)Foto: Ugo Mulas (1957) (Fuente)

Estas son algunas de sus gracias de Totò, tomadas casi todas de sus muchísimas películas, realizadas entre 1937 y 1967. Fellini, considerando los milagros que Totò era capaz de hacer cuando actuaba, propuso su santificación. Y es que el guión era para él una simple indicación a partir de la que elaboraba sentencias, ocurrencias, máximas, greguerías, chascarrillos y  lo que hiciera falta con tal de hacer el milagro de la gracia, gala de su ingenio, dando a veces muestra de cierta incontinencia verbal. Un san Antonio de Padua (predicador del que se conserva su lengua, una estupenda reliquia) de la ocurrencia. Ya se sabe que hay quien prefiere perder una amigo a perder la ocasión de hacer una broma, meglio perdere un amico che una battuta. El libro que recoge muchas de sus salidas se titula Badi come parli, Totò, a cura di M. Amorosi con la collaborazione de Liliana de Curtis, Milano, Rizzoli, 1994. He aquí algunas de sus frases torpemente traducidas:

- En la vida no estamos nunca solos, tenemos siempre alguna apendicitis.

- Se me murió mi primera mujer, después la segunda. Me he quedado huérfano.

- No me mate, soy hijo único.

- Vds. dicen que estoy muerto. Por Dios, si lo hubiera sabido habría venido vestido de luto.

- La viuda es la mujer de un cadáver.

- Se de una mujer que se desmayó y cuando volvió en sí llevaba muerta dos días.

- Contéstame a una cosa: ¿Tu tío sigue muerto, no?

- ¿Por qué se las llama mujeres de vida alegre si se ríen tan poco?

- Señor, de su mujer me gusta casi todo, menos el marido.

- Con una chica tan guapa yo me caso hasta dos veces al día. Pero los domingos…descanso.

- Una mujer guapísima, exuberante, una mujer de dos plazas.

- ¿Vd. es viudo de su mujer? Mi más sincera felicitación.

- Tomo los cafés de tres en tres para ahorrar dos propinas.

- Eligiendo las armas: ¿Sable, espada o pistola? Para él, la espada; para mí, la pistola.

- En mi casa en el café con leche no ponemos nada, ni café ni leche.

- ¿Qué hora es? ¿La una y media? Qué bien, así podemos saltarnos perfectamente el desayuno.

- El acné juvenil se cura con la vejez.

- El Cha cha cha es un proverbio chino.

- El emperador Tiberio cuando estaba de luto riguroso se iba con las esclavas negras. Por delicadeza.

- El sol africano es tremendo, produce golpes de insolencia.

- Yo no tengo nada más que lo que he robado.

- Estas ostras apestan. Dice que vienen del cantábrico. Pues habrán venido a pie, con una paradita en Cabrales. De todas manera, huelan mal o no a mí me da igual.

- La civilización consiste en tener todo lo quieres cuando no te hace falta.

- ¿La diapositiva no será, por casualidad, una enfermedad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada