adiós

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Agorero: ¡Ni siquiera Paris les va a quedar!

 

El pasado, decía Proust, no solo no es fugaz, es que no se mueve de sitio. Con París pasa lo mismo, jamás ha salido de viaje. Y encima es interminable, no se acaba nunca.

Vila-Matas, Enrique, París no se acaba nunca, 2003, Anagrama, p. 20

 

12102012324

No hay comentarios:

Publicar un comentario