Exposición conjunta con la escuela de Arte de Huesca

miércoles, 11 de mayo de 2016

Citas, islotes cotidianos a la deriva: "No hay literartura sin una moral de la forma" (R. Barthes)

"En mi trabajo las citas son salteadores de caminos que irrumpen armados para arrebatar la convicción que alberga el ocioso paseante". (W. Benjamin, Calle de dirección única, Trad. Jorge Navarro Pérez,  Obras, IV, 1, p. 78, Madrid, Abada, 2010)



Recoger citas para entender el mundo, establecer sensatas relaciones sintácticas entre caprichosos recuerdos tiranizados por mis obsesiones, entre los fragmentos de realidad que hallo en feisbuq, entre esquizoides capítulos de vida cotidiana: la mañana tiene poco que ver con la tarde y mucho menos con la noche, por más que me empeñe en colocar entre esos fragmentos sensatos y a continuación, y después, por tanto, de manera que parezca que no hay citas amontonadas por el destino o el instinto, sino una voluntad rectora, frases consecutivas, alguna adversativa, periodos compactos y un suave tránsito entre ocio y negocio. Mis días no son hijos de mi sacrosanta libertad, no son el fruto de mi plan vital, que diría el prepostmoderno psiquiatra cordobés.  Soy sólo incapaz de ser libre, y eso lleva mucho esfuerzo consigo, mucha angustia. Renace el volcán de vez en cuando, me puede el ánimo destructivo, el afán por hundir el suelo para ver qué hay debajo. Pero resisto gracias a un régimen de citas dietéticas, navego entre ellas saltando de islote a islote y me quedo en algunas a pasar momentos deliciosos, recordar circunstancias que supongo haber vivido. Así, a base de curruscos, sobrevivo. 
Y pensar que Benjamin quería escribir un libro de citas que despertara la conciencia revolucionaria, un libro a través del cual se pudiera descubrir la trama oculta que duerme bajo la superficie, los cimientos de los nichos de mercado, del sistema. No, definitivamente, mis citas se acaban en si mismas y cualquier hilo que las una hay que cortarlo, porque entre ellas crece el alambre de espino y podría resultar que todo tuviera un sentido, que juntándolas se pudiera descubrir el polo, inventar la pólvora.

I need a fix 'cause I'm going down y la/lo encuentro hoy en las palabras de JRJ:


Un fino pajarillo canta débilmente en la ventana. Desde el lecho de los dos, aún encortinado, su voz dice que hace sol afuera.

Menos mal que para la loca melancolía que despierta el pajarillo, tengo una pastilla de Montale:


8 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Una gragea de Montal y otra de Pazienza

    ResponderEliminar
  3. Una gragea de Montal y otra de Pazienza

    ResponderEliminar
  4. Eso, unos caramelitos de Montal y una palmera de chocolate de Tupinamba, sin olvidar mi dosis diaria de tofes de Las dos cafeteras.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. El dedo señala
    currusco
    Preciosa palabra,
    palabra.

    ResponderEliminar
  6. Que buena entrada. Me veo algo reflejado

    ResponderEliminar