Exposición conjunta con la escuela de Arte de Huesca

lunes, 29 de junio de 2015

Salidas y entradas de la caja registradora. La respuesta de los empresarios a la aprobación del matrimonio homosexual en EEUU.

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Algunas grandes empresas no han tardado en hacerse eco en su publicidad de la sentencia del Tribunal Supremo de  EE UU en favor de la legalidad del matrimonio homosexual. Además, la medida ha coincidido con la celebración de Día Internacional del Orgullo Gay (28 de junio). En España, el matrimonio homosexual  lleva ya unos felices años regularizado. En EEUU, no estaba claro que fuera a ocurrir algo parecido, aunque, en un sistema que idolatra los derechos individuales,  era lógico que ocurriera tarde o temprano. La cuna del capitalismo (en realidad, cuna no es, pero parafraseando el título de un conocido ensayo sobre arte, podríamos llamar a EEUU el país que robó a Europa la idea de capitalismo) se suma así a la cada vez más amplia lista de países que, en consonancia con los ideales de justicia, igualdad y libertad que la sustentan sus constituciones, extienden el derecho a quien antes no podía ejercerlo, porque eso es de lo que se trata, no de una obligación, sino de un derecho. El texto de Philip Roth que aparece más abajo es una interesante reflexión sobre el significado del matrimonio, hetero u homosexual.

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Usa, nozze gay legali: 35 aziende americane festeggiano su Twitter

Me acuerdo, sin embargo, de las inquietantes reflexiones sobre el sexo y el matrimonio del protagonista de El animal moribundo (Philip Roth, The dying animal, 2001), quizá una de las peores novelas cortas del novelista americano, una especie de esencializado folletín de finales del siglo pasado, que sirvió de base a la película Elegía, de I. Coixet:

“Mira, los hombres heterosexuales que se casan son como sacerdotes que se integran en la Iglesia: hacen voto de castidad, sólo que, al parecer, sin saberlo hasta tres, cuatro o cinco años más adelante. La naturaleza del matrimonio corriente no es menos sofocante para el heterosexual viril (dadas las preferencias sexuales de un heterosexual viril) que para el gay o la lesbiana. Aunque ahora hasta los gays quieren casarse. Y hacerlo por la Iglesia, con doscientos o trescientos testigos, y esperar a ver qué resulta del deseo que los llevó a ser gays en primer lugar. Esperaba más de esa gente, pero es evidente que también ellos carecen de una visión realista de las cosas. Aunque supongo que en su caso también tiene que ver con el sida. El auge y la caída del condón es la historia sexual de la segunda mitad del siglo XX. El condón ha vuelto. Y, con el condón, ha regresado todo lo que saltó por los aires en los años sesenta.  ¿Qué hombre puede decir que disfruta del sexo usando condón de la misma manera que lo disfruta sin él? ¿Qué placer encuentra en eso? Por ello, en nuestro tiempo, los órganos de la digestión han llegado a competir por la supremacía como orificio sexual. La clamorosa necesidad de la membrana mucosa. Para librarse del condón, han de tener una pareja estable, por lo tanto se casan. Los gays son militantes: quieren el matrimonio y quieren abiertamente enrolarse en el ejército y ser aceptados. Las dos instituciones a las que yo odiaba. Y por el mismo motivo: la reglamentación. La última persona que se tomó estas cuestiones en serio fue John Milton, hace trescientos cincuenta años. ¿Has leído alguna vez sus opúsculos sobre el divorcio? En su época, le crearon muchos enemigos. Están aquí, están entre mis libros, con los márgenes llenos de anotaciones que hice en los arios sesenta. «¿Nos abrió el Salvador esta azarosa y accidental puerta del matrimonio para cerrarla sobre nosotros como si fuese la puerta de la muerte...?» No, los hombres no saben nada (o actúan de buena gana como si no lo supieran) del lado duro y trágico de aquello en lo que se meten. En el mejor de los casos se dicen estoicamente: «Sí, comprendo que más tarde o más temprano prescindiré del sexo en este matrimonio, pero lo haré a fin de obtener algo distinto y más valioso». Pero ¿com-prenden qué es lo que desechan? Ser casto, vivir sin sexo... bien, ¿cómo encajarás entonces las derrotas, los compromisos, las frustraciones? ¿Ganando más dinero, ganando todo el dinero que puedas? ¿Teniendo todos los hijos que puedas? Eso ayuda, pero no es en absoluto como lo otro, porque lo otro se basa en tu ser físico, en la carne que nace y la carne que muere, porque sólo cuando jodes te vengas de una manera completa, aunque momentánea, de todo cuanto te desagrada de la vida y todo cuanto te derrota en la vida. Sólo entonces estás más limpiamente vivo y eres tú mismo del modo más limpio. La corrupción no es el sexo, sino lo demás. El sexo no es sólo fricción y diversión superficial. El sexo es también la venganza contra la muerte. No te olvides de la muerte. No la olvides jamás. Sí, también el poder del sexo es limitado. Sé muy bien lo limitado que es. Pero, dime, ¿qué poder es mayor que el suyo?”

(Roth, Philip, El animal moribundo, Mondadori, 2012, p, 58-60, trad. Jordi Fibla)


En fin, que cada uno sabe de sí mismo, como debe ser, mientras no le amargue la vida a los demás.


P. D.:
Ya puestos a acumular testimonios, ahí va la carta de una niña estadounidense con dos papás varones, seguida de la respuesta  del destinatario, el mismísimo Obama, que ayer mandó teñir la Casa Blanca con los colores del arcoíris. La carta es de 2012, cuando las cosas todavía estaban más negras que irisadas:


(Fuente)
Obama risponde alla lettera di una bambina cresciuta con due pap
Obama risponde alla lettera di una bambina cresciuta con due pap

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada