Exposición conjunta con la escuela de Arte de Huesca

martes, 5 de mayo de 2015

Muere J. Hermida, el andaluz precursor de la neo pronunciación de la v como fonema fricativo labiodental sonoro

1247781623_850215_0000000000_sumario_normalCuando de Hermida, que acaba de morir, se apoderaba la distancia de sus raíces onubenses, empezaba a pronunciar la v como si de un hijodalgo se tratara. No es al único que se lo he visto hacer, a J. Iglesias, de vez en cuando, le  /v/a, le  /v/a, le  /v/a, le  /v/a, casi le fa la fida, le fa la gente de aquí y de allá. Otros cantantes y algún locutor cursi han caído en el mismo defecto, monjas de colegios franquistas incluidas.
J. Hermida fue, además de uveista, no de los primeros presentadores que hizo televisión pública como hoy se hace la privada, con una marcada voluntad de estilo, ficcionalizando las noticias, haciéndose presente por su manera de gesticular, de mirar, por una oratoria a menudo exagerada, rimbombante, por una proximidad a la cámara que debió copiar de otros espíqueres americanos y que hoy es moneda de cambio en todas las cadenas. Hermida no era precisamente carne de burro entre el espectador y la noticia que daba. Lola Flores, en esta entrevista, le hacía notar casi todo esto y le hacía recordar también sus orígenes, esos de los que a veces tanto se alejaba. O quizá , en el fondo, se acercaba a ellos cuando la uve se apoderaba de él, pero por la puerta de atrás, la del redicho ultracorregido, quizá por inseguridad, quizá por mera afectación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada