adiós

jueves, 6 de febrero de 2014

Viejas fotos que un día no lo fueron. El legado de Costica Acsinte

 

“A pesar de toda la habilidad del fotógrafo y por muy calculada que esté la actitud de su modelo, el espectador se siente irresistiblemente forzado a buscar en la fotografía la chispita minúscula de azar, de aquí y ahora, con que la realidad ha chamuscado por así decirlo su carácter de imagen, a encontrar el lugar inaparente en el cual, en una determinada manera de ser de ese minuto que pasó hace ya tiempo, anida hoy el futuro y tan elocuentemente que, mirando hacia atrás, podremos descubrirlo.” (W. Benjamin, Breve historia de la fotografía)

 

Costica Acsinte fue un fotógrafo rumano que tras la Primera Guerra Mundial abrió un estudio en Slobozia, a unos 130 quilómetros de Bucarest. Murió en 1984, dejando atrás un gran archivo de imágenes, muchas de ellas sobre gelatina de plata. El tiempo y la falta de atención las ha ido deteriorando, pero lo que esas imágenes han perdido en calidad lo han ganado en fuerza y misterio. En la actualidad, están siendo restauradas y digitalizadas por Cezar Popescu

He aquí algunas de ellas, sacadas de la página de facebook del archivo:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario