adiós

jueves, 6 de junio de 2013

70º aniversario de la batalla de Stalingrado. La exposición de junio en el paredondehelarte



image

 
image

La exposición de junio en el paredondenhelarte de la E.O.I.1, de Zaragoza, está dedicada al septuagésimo aniversario de la batalla de Stalingrado. Con ese motivo, el Departamento de Ruso de nuestro centro organizó un concurso. He aquí la convocatoria y un breve texto explicativo:

 
Pon tu pie de foto a la Batalla de Stalingrado: 

En 2013 se conmemora el 70º aniversario del fin de la Batalla de Stalingrado. La mayor batalla terrestre de la Segunda Guerra Mundial empezó en julio de 1942, cuando las tropas nazis alcanzaron el gran anillo del río Don. El 2 de febrero de 1943 las tropas soviéticas acabaron con la última unidad del ejército nazi. Hoy día, nadie duda de que la victoria soviética en Stalingrado supuso un punto de inflexión en el devenir de la contienda mundial hacia la derrota del las tropas de Hitler. Numerosos escritores, directores y artistas siguen retratando estos días cruciales y dramáticos: esta batalla está considerada como la más sangrienta en la historia, pues se calcula que murieron más de dos millones de personas. ¿Y tú, cómo la retratarías? Elige tus imágenes o protagonistas. Solo tienes que buscar TRES fotos relacionadas con la batalla y ponerle tu pie de foto en RUSO…

Una parte de la actual exposición contiene las imágenes presentadas al concurso por los alumnos con sus correspondientes pies de página en ruso y en español. La otra parte de la exposición recrea, a través de fotos de notable tamaño, cedidas por el Centro Ruso de Ciencia y Cultura de Madrid, distintos ambientes de la Unión Soviética durante los años de la Segunda Guerra Mundial y los primeros años de la posguerra. Además, hemos incluido un modesto homenaje al soldado desconocido. De todo ello, dejamos constancia a través de las fotos que aparecen a continuación:

28052013799




image



image
 



28052013803

Cuando uno contempla fotografías de la Unión Soviética de los años sesenta,  setenta u ochenta tiene una sensación de distanciamiento mucho mayor que cuando se trata de instantáneas ligadas a la Segunda Guerra Mundial o a la inmediata postguerra, quizá porque la imaginería bélica está presente también en nuestra memoria histórica reciente de españoles, quizá, también, porque la guerra es un topos universal del drama, el escenario de lo peor y de lo mejor del hombre, de actos de vesania absoluta y también de comportamientos de una generosidad suprema. Si uno lee una de las grandes novelas en las que la batalla cobra un papel esencial, como es Vida y destino (Vasili Grossman, tad. Marta Rebón, Galaxia Gutemberg, 2007) atisba los motivos por los que los defensores de Stalingrado fueron capaces de plantar cara al ejército nazi durante los meses y meses que duró la batalla. Una mezcla de nacionalismo herido, de oposición a la barbarie nazi, de defensa de sus hogares y de fe comunista, es lo que explica la resistencia extrema en medio de la desolación, el frío extremo, la absoluta carestía de víveres. Por lo que se refiere a los militares judíos que participaron con el Ejército Rojo en la guerra contra en fascismo, los mismos que aparecen en el cartel anunciador de la exposición, Grossman resume, en la caracterización de un personaje, los motivos de su lucha, aun más encarnecida, si cabe: “Sentía, le resultaba totalmente claro, que al luchar contra los alemanes luchaba por la Rusia libre, la victoria sobre Hitler se convertía en la victoria sobre los campos de la muerte donde su padre, su madre y sus hermanos habían perecido" (p, 73).
Por otro lado, la Rusia de los años 60, 70, y 80, junto con la diferencia con respecto a los otros países europeos que delatan las imágenes a las que me refería antes, también, en cierto sentido estuvo siempre cerca del resto de Europa. He aquí una pequeña galería de fotos que dan muestra de que además de un mundo ido para siempre, el de los desfiles del primero de mayo en Moscú, el de los besos en la boca de los grandes líderes comunistas, el de los trabajadores stajanovistas, el de la burocracia y la falta de libertades básicas, etc., existía otro mundo que, parafraseando aquel eslogan de mayo del 68 sobre China (la Cina è vicina), no era tan distinto del de los países occidentales:
(fuente de las imágenes)

Maria Snigirevskaya,, Untitled, St. Petersburg Series, 1987-1994. Per gentile concessione di Sotheby's.


Evgeny Raskopov,Silence, 1980. Per gentile concessione di Sotheby's


174153062-93486a75-579e-4590-a3e6-2b68af5aa3cf
Antanas Sutkus. Father's hand, Ignalina, 1964. Per gentile concessione di Sotheby's


Boris Mikhailov,Untitled from Luriki series. Per gentile concessione di Sotheby's


La vita quotidiana in URSSOleg Poleshchuk, Atheistic evening in school, 1978. Per gentile concessione di Sotheby's

Oleg Poleshchuk,Fireworks, 1970 circa. Per gentile concessione di Sotheby's



Antanas Sutkus, J. P. Sartre in Lithuania, 1965. Per gentile concessione di Sotheby's


Sergei Borisov, In touch, from Moscow series, 1988. Per gentile concessione di Sotheby's

Advertencia: las fotos con las que está hecho el cártel anunciador de las exposición no se encuentran entre las expuestas. Clica aquí si quieres ver los originales.


07062013899

No hay comentarios:

Publicar un comentario