Exposición conjunta con la escuela de Arte de Huesca

domingo, 8 de noviembre de 2015

Siestas inducidas. A partir de los 55, una vez al año. Fusión de entradas.

12195996_925586690861141_9172330089141647518_n(Fuente de la foto)

El diptongo -ie- de la palabra francesa sieste (repos -accompagné ou non de sommeil- pris après le repas de midi – Diccionario Petit Robert) y de la palabra italiana siesta (sonnellino pomeridiano; sin. pisolino, riposino, pennicchella – Diccionario Disc) denota la presencia de la marca España en uno de los pocos ámbitos, el lingüístico, en los que me complazco moderadamente de nuestra capacidad exportadora. Quizá en el matiz de la definición francesa, según la cual  la siesta no implica necesariamente dormir, haya un toque civilizadamente picarón. ya se sabe, el chocolate

12196313_925586547527822_1517970051063752972_n(Fuente de la foto)

caliente y l’amour l’après midi. Sin embargo, las asociaciones involuntarias que nos deparan las palabras son desagradables y quien, como yo, tuvo la desgracia de ver a C. J. (de) Cela por televisión contando sus siestas de pijama y orinal, no puede  evitar pensar en que a los ogros de inmensas orejas les encanta el sueñecito vespertino. ¡Y de ahí a la pesadilla de  pensar en C. J. (de) Cela y su amor l’après midi con su dorada Castaño hay sólo un paso!

11219434_925586507527826_3854581840091135217_n(Fuente de la foto)

Dicho esto, gracias a una colonoscopia, he podido confirmar una vez más que los acontecimientos inesperados, alejados de la rutina, incluso si son inducidos, son los más placenteros. En efecto, he vuelto a gozar plenamente de una siestecita dulce, profunda, enternecedora, con un despertar muelle y progresivo, sin sobresalto alguno, mientras estaba tumbado en la camilla de un box de reanimación, vestido con una bata de tejido desechable que me dejaba el culo al aire, solo, sólo con una camisa y unos calcetines bajo unas botas de media caña, ridículo como una pajarillo bajo la lluvia, pero dichoso

image

como pocas veces en mi vida. Ruidos propios y extraños, estomacales la mayor parte, turbaban ocasionalmente mi dulce despertar, pues de los felices enfermos que había a mis dos lados me separaba solo un gran estor blanco de Ikea. Pero ni siquiera esos parrampones impedían un suave vaivén entre el sopor y la vigilia, distinto de mi habitual  despertar de finde, en el sofá,  tras quizá  tres cuartos de hora de profundo sueño, cuando salgo de la siesta como si hubiese estado en otro país y volviera con jet lag.
Un solo pero tengo que hacerle a la siesta inducida por la sedación. Durante el sueño, horrible recuerdo, la marca España o celtiberia, en algún momento

14072012198

se convirtió en un paseo por calles del lejano oeste empapeladas con carteles de personajes públicos en los que, bajo el reclamo Se busca, aparecía la foto del bandido y a continuación sus cargos, cargos tales como:

image

Director de caja de ahorros, consejero de empresa, tres veces ministro y una primer ministro, representante sindical, director del banco mundial, presidente de fundación benéfica, dirigente empresarial… Pero es que, además, algunos de ellos se presentaban a las siguientes elecciones.

(Fuente de la fotos):12227000_925586290861181_340490355711011829_n

12196242_925586810861129_3263664963540429231_n

12196035_925587140861096_4939692964989809335_n

12227004_925586344194509_7416489632590978824_n

12191830_925587307527746_4623999743215983690_n

12193459_925586634194480_1560823797171391968_n

12219339_925586870861123_4120387345610428160_n

12122748_925587200861090_713337902030874125_n

12189998_925586594194484_7443025742308923191_n

12190014_925586760861134_4092164480936507192_n

Blackpool in 1971, by Martin Parr. Photograph: Co-Optic Archive (Fuente):Blackpool in 1971, by Martin Parr. Photograph: Co-Optic Archive (Fuente)

image

Huell, el guardaespaldas de la serie televisiva Braking Bad, se echa una siesta sobre un colchón de los caros, pura espuma viscoelática:breaking bad animated GIF(Fuente del GIF)

Foto2675

03122011328

image

(Salvo indicación, las fotos son mías)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada