adiós

jueves, 13 de febrero de 2014

Espectadores mudos e insensibles. Prohibido hacer fotos

Como si  fueran esas franjas que se ponen en los ojos de los fotografiados para que no se les pueda reconocer, las columnas de esta exposición  parecían querer solidarizarse con mi disgusto con esos autores o comisarios o instituciones que no quieren que los visitantes tomen fotos de sus obras. Desde que hago este blog, me he japonesizado en mi forma de visitar las exposiciones. Cámara en ristre, soy siervo de lo que se puede encuadrar en el objetivo, que muchas veces es una vista, un detalle, un escorzo, que no hubiera apreciado si hubiese ido a vista descubierta. Verdad es que no poder hacer fotos incita a hacerlas de tapadillo, pero la emoción de las pequeñas infracciones la viví intensamente en la adolescencia y no me quedan de ella sino vagas reviviscencias. De vez en cuando me arriesgo a que me llamen la atención, pero solo si la imagen vale verdaderamente la pena, y eso  generalmente más que de lo fotografiado de la manera en que se hace la foto. En fin, que si los blogs pueden servir para aumentar las fuentes de información de manera alternativa a los grandes medios de comunicación, son cada vez más los artistas o instituciones que ponen difícil la cosa, seguramente con la aquiescencia de las televisiones y los periódicos, a los que les interesa la exclusividad a la hora de vehicular los contenidos, a la hora de elegir los contenidos y el tratamiento de aquellos mundos lejanos a los que nos acercan.

IMGP2690

No hay comentarios:

Publicar un comentario