Exposición conjunta con la escuela de Arte de Huesca

viernes, 30 de enero de 2015

¡Viva(n) los alemanes, muchos de los alemanes! ¡Abajo Alemania, esta Alemania! Germanofilia, alemanofobia.

“Sono un popolo nemico, le donne, come il popolo tedesco” (C. Pavese)

Entonces, ¡oh amigos de Atenas, oh gestas de Esparta,
cara primavera de los griegos! Si llega
a nuestro otoño, tornad y mirad, espíritus todos
del mundo que fue, ¡pues el fin de los años se acerca!
¡La fiesta también celebrad, oh días de antaño!
A la Hélade miran los pueblos, llorando y cantando
del día orgulloso del triunfo los suaves recuerdos. (F. Hölderlin)

Al final de A la búsqueda del tiempo perdido, en el El tiempo recobrado, el narrador habla de Saint-Loup, sus amigos y de la gran cultura alemana. Mientras tanto, los dirigibles, los Zeppelines alemanes, como el de la foto, pasaban por París y tiraban alguna bomba que dejaba muertos, como se cuenta en el texto del enlace que ocurrió el 29 de enero de 1916. Entonces, a los alemanes se les llamaba despectivamente Boches, un término que duró hasta bien pasada la Segunda Guerra Mundial y de uso frecuente en las reconstrucciones histórica del periodo. Proust cuenta cómo incluso en algún periódico se publicó una reseña admirativa del libro de algún gran Boche. Algo así como decir, qué listo eres, canalla, qué bien escribes, hijo de puta.

[Ephéméride] Le 29 janvier 1916 un Zeppelin allemand bombarde Paris <br /><br />Un ballon dirigeable allemand lâcha 17 bombes sur l'Est de la capitale provoquant la mort de 26 personnes dans les quartiers de Belleville et de Ménilmontant. <br />Dans la soirée du samedi 29 janvier 1916 deux zeppelins partent pour un raid sur Paris, le premier survole Charleroi puis Maubeuge mais fait demi-tour en raison de problèmes mécaniques. <br />Le second poursuit sa mission et largue 18 bombes sur la capitale.<br />Le bilan est de 26 morts et 32 blessés. Les victimes auront des funérailles nationales. <br />La première bombe lancée par le zeppelin éclata sur le terre-plein d'un boulevard extérieur et creva la voûte du métro. <br />Les bombardements des zeppelins s’arrêteront rapidement, les progrès de l’aviation feront qu’ils deviennent une proie trop vulnérable malgré leurs nombreux avantages : autonomie et charge transportée. <br />Jusqu'à la fin de la guerre ils seront cantonnés à leur rôle premier, celui d’une plate-forme d’observation. <br />Après le guerre le Zeppelin aura une toute autre destinée : le transport de passagers. <br /><br />Le Zeppelin L.49 capturé par les Français, photographie anonyme, carte postale.<br />CP 378 © Musée Carnavalet / Roger-Viollet<br /><br />#Ephéméride #Paris #Zeppelin
Dos corrientes al menos están, pues, presentes en el gran campo de fuerzas que es Europa. Una, la de los enfrentamientos, fruto muy a menudo de intereses bastardos de los más poderosos; y otra, la de la admiración por los logros de todo tipo, en particular los artísticos,  la de una hermandad de ideas y pensamiento que no contempla fronteras. Intentemos diferenciar una cosa de otra. ¡Viva los alemanes, muchos de los alemanes! ¡Abajo Alemania, esta Alemania!

Extractos de Le Temps retrouvé (M. Proust):

image

imageimage

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada